miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡¡¡FELÍZ AÑO 2009 A TOD@S!!!

domingo, 28 de diciembre de 2008

Madera de lider

El Liverpool no tiene piedad de un débil Newcastle (1-5)

Los 'reds', sólo con Reina de los españoles en el once y sin Torres en la convocatoria, se pasearon por St James' Park ante un pésimo Newcastle. El planteamiento de Benítez fue perfecto. Gerrard lideró la goleada con dos goles, Hyypia, Babel y Xabi Alonso (p.) hicieron el resto.











Por José Mendoza.-

Plagado de ausencias en el once titular, algunas por lesión, otras por rotaciones, el Liverpool visitaba un estadio complicado de un Newcastle que mostró su peor cara.

Así, sin jugadores como Xabi Alonso, Riera, Robbie Keane, Fernando Torres o Arbeloa en el once titular, los de Benítez encaraban uno de esos partidos que se les solía escapar en años anteriores.

Pero esta campaña es diferente y los 'reds' aprovecharon el centro del campo y la defensa de hojalata de las 'urracas' para colocarse con 0-2 tras fallar innumerables ocasiones.

Una de Kuyt, una de Gerrard, otra que Leiva no supo introducir en la portería en boca de gol y otra de Hyypia que N'Zogbia salvó bajo la línea fueron las mejores. El Liverpool era una apisonadora.

Todo esto ocurrió antes de la media hora, cuando una preciosa asistencia de Benayoun la culminó Gerrard poniendo el balón en la escuadra.

Cinco minutos después, Hyypia, con un perfecto cabezazo, ponía el segundo. Con la supeioridad mostrada en el juego y el 0-2 en el marcador, todo iba encaminado hacia una cómoda victoria 'red'.

Y, aunque así fue, un cabezazo del lateral Edgar al filo del descanso parecía complicar las cosas. Pero los 'reds' salieron a por todas tras el descanso y Babel aprovechó un balón suelto en el área tras córner para empujar a la red.

Gerrard sentenció en el 66 gracias a una fenomenal asistencia de Lucas Leiva y una definición igual de buena picando el balón con sutileza.

Con el 1-4, estaba cantado que Benítez daría descanso a Gerrarr y Kuyt y, aunque el Newcastle trató de salvar el honor con algún gol, le daría incluso tiempo al Liverpool de hacer el quinto con un penalti transformado por Xabi Alonso.

www.goal.com

viernes, 26 de diciembre de 2008

El Liverpool sigue mandando

Liverpool fue arrollador, aún sin Torres (3-0)

El equipo dirigido por Rafa Benítez aplastó al Bolton en Anfield y recuperó el liderato que le había arrebatado el Chelsea por unos minutos. Fernando Torres ni siquiera integró el banquillo y observó el partido desde las gradas. Por su parte, Robbie Keane se lució con un doblete.











Por Joaquín Cavanna.-

Liverpool-Bolton Wanderers (3-0).

La imagen de Fernando Torres en las gradas, con su chupa y gorro blancos, despertó la decepción de más de uno de los presentes en Anfield. Pese a los rumores sobre so regreso, el entrenador Rafa Benítez optó por esperar un poco más de tiempo para que el punta español no vuelva a sufrir una desgraciada lesión.

El conjunto 'Red' afrontaba un nuevo duelo sin su delantero estrella, con Javier Mascherano en el banquillo y con la obligación de ganar para recuperar el liderato que le había arrebatado el Chelsea por unos minutos.

Entonces, ante la sorpresa de varios, el Liverpool se convirtió en aquel conjunto fulminante de las primeras jornadas. Ha manejado los hilos del partido a su gusto y se dio el lujo de propinarle al Wanderers una bonita goleada con un tanto español y dos del punta reemplazante del 'Niño'.

El primer tanto del duelo llegó tras un tiro de esquina de Steven Gerrard, que envió un centro corto desde la derecha para que Albert Riera apareciera como un rayo y pusiera la pierna izquierda para ingresar el esférico en el primer palo.

En la segunda parte hubo lugar para el show de Robbie Keane. En principio, recibió otro exquisito pase de Gerrard para definir con un zurdazo fulminante que dejó sin chances a Jaaskelainen.

El cierre del marcador significó una clase magistral de cómo emplear una contra. Nació en las manos de Reina, que jugó rapidamente con Xabi Alonso, el español cruzó la mitad del campo y descargó sobre la derecha a la posición de Benayoun, que envió un pase al centro de un toque y el irlandés confirmó su doblete.

El Liverpool fue arrollador en Anfield y se mantiene como el único líder. Ya falta menos para el año nuevo y todavía mira al resto desde arriba.

www.goal.com

lunes, 22 de diciembre de 2008

Pudo ser mejor... y peor

Pudo sacar algo más el Bologna del Via del Mare de Lecce, pero desde un principio se vió que se conformaba más con defender el empate a ceros que ganas tenía el equipo de ir a por el gol. Puede decirse que es un punto positivo el cosechado ayer, y más si se consigue vencer al colista Chievo cuando en Enero se reanude el campeonato. Ahora mismo, y tras el empate a ceros de ayer, el Bologna sigue quinto por la cola con un punto sobre las posiciones de descenso que ahora mismo ocupam Lecce, Reggina y Chievo Verona.



LECCE-BOLOGNA 0-0

LECCE (4-3-1-2)
Benuzzi; Schiavi, Stendardo, Fabiano (39’ st Angelo), Ariatti; Munari (20’ st Zanchetta), Vives, Caserta; Giacomazzi; Cacia (20’ st Castillo), Tiribocchi.
A disp.: Rosati, Diamoutene, Antunes, Konan.
All.: Mario Beretta

BOLOGNA (4-3-1-2)
Antonioli; Zenoni, Moras, Terzi, Bombardini; Marchini (17’ st Amoroso), Mudingayi, Volpi; Valiani (33’ st Adailton); Di Vaio, Bernacci (39’ st Cesar).
A disp.: Colombo, Castellini, Lanna, Mingazzini.
All.: Sinisa Mihajlovic

Arbitro: sig. Morganti di Ascoli Piceno
Assistenti: Lanciani, Ponziani
Quarto uomo: Damato

Note. Recupero: 0’ pt, 3’ st. Ammoniti: Terzi (Bo, 3’ pt), Stendardo (Le, 20’ pt), Marchini (Bo, 26’ pt), Giacomazzi (Le, 8’ st), Schiavi (Le, 19’ st), Bombardini (Bo, 19’ st)

www.bolognafc.it

Oportunidad perdida

Arsenal y Liverpool se repartieron todo (1-1)

El líder del campeonato rescató una igualdad ante el Arsenal, aunque le dejó la oportunidad latente al Chelsea que jugará mañana contra el Everton. Los tantos fueron convertidos por Van Persie y Keane. La mala noticia la dio Cesc Fábregas, quien abandonó el estadio en el entretiempo entre lágrimas, a causa de una lesión.















Arsenal-Liverpool (1-1).

Ya es hora de que el Liverpool haga sonar su alarma. Es verdad, todavía se mantiene como el único líder de la Premier League, pero el dato de que haya igualado en cuatro de los últimos cinco partidos del campeonato servirá para llamar la atención del entrenador Rafa Benítez.

El conjunto 'Red' se encontró con una igualdad en un duelo tan friccionado como se lo esperaba. Fue un choque demasiado disputado en el centro del campo de juego y los delanteros casi nunca encontraban la conexión con sus compañeros para poder anotar algún gol.

La primera llegada clara estuvo a cargo del irlandés Robbie Keane, quien le ganó la espalda a Gerrard y lanzó un débil disparo a las manos del portero español Almunia.

Más tarde, Nasri le envió un centro a Adebayor, para que la torre africana se complicara al resolver la ocasión justo cuando lo presionaron los defensas rivales.

Entonces, cuando nadie lo esperaba se abrió el marcador a favor de los locales. Nasri volvió a destacarse con un hermoso pase a Van Persie, para que el holandés dominara el balón, regateara a Carragher y definiera con un disparo preciso que dejó sin chances a Pepe Reina.

La reacción del conjunto visitante fue apareciendo poco a poco. Keane continuaba amenazando la portería de Almunia y sabía que en algún momento se le iba a presentar la chance de poder quebrar la resistencia.

De hecho, esa oportunidad apareció antes de que se llegara al entretiempo. A los 42 minutos, el punta venció en un duelo a Djourou y definió con un disparo imposible de detener para convertir la igualdad que se convertiría luego en definitiva.

Cuando los equipos se marchaban a los vestuarios, pudo notarse la lamentable noticia de la noche, ya que Cesc abandonaba el terreno en medio de lágrimas, y concedía un mensaje claro sobre la posible gravedad de su lesión. El español había sido derribado por su compatriota Xabi Alonso, minutos antes y no salió al campo en la segunda parte, ya que fue sustituído por Diaby.

En el complemento no sucedió mucho. Steven Gerrard se perdió una ocasión doble en el arranque y desperdició una chance de anular las esperanzas de los anfitriones en un momento clave del duelo.

Además, Adebayor fue expulsado, cuando promediaba el segundo tiempo, por intentar robar el balón con la pierna excesivamente levantada en una salida del visitante.

Fue una nueva igualdad del Liverpool, que todavía se mantiene arriba de todo, pero la preocupación sigue latente.

www.goal.com

domingo, 21 de diciembre de 2008

Sigue la escalada

De vacaciones con una sonrisa










JUAN QUIJANO > FERROL

El Racing derrotó al Deportivo B y sigue su aproximación a las posiciones de cabeza El equipo ferrolano volvió a encajar un gol a través de una acción a balón parado

Racing Club Ferrol: 2 Paco Fernández; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Adjamossi; Jorge Zafra (Cami, min. 46), Manolo Pérez; Marcelino (Lamatina, min. 63), Corredoira (Carlos, min. 80), Nano; y Deus.

Banquillo: Cami, Lamatina, Carlos, Gustavo Souto e Iñaki (portero suplente).

Real Club Deportivo B: 1 Manu (Marcos Valín, min. 46); Seoane, Castillo, Juanan, Héctor Granado (Sergio Benito, min. 56); Rochela, Dani; Iván Carril, Iván Pérez, Guille (Chirri, min. 82); y Aridane.

Banquillo: Sergio Benito, Marcos Valín (portero suplente), Monar, Chirri y Hugo.

Árbitro: José Manuel Costas Soto (comité gallego)..

Asistentes: Roberto Aira Enríquez y Rubén Extremadura Hernández (comité gallego).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: Manolo Pérez (min. 36) y Cami (min. 89). Real Club Deportivo B: Juanan (min. 37), Sergio Benito (min. 69) y Dani (min. 86).

Tarjetas rojas: Real Club Deportivo B: Sergio Benito (min. 77).

Goles:

1-0 min. 24: Manolo Pérez, de penalti.

1-1 min. 36: Aridane.

2-1 min. 75: Nano.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.500 espectadores. El Racing progresa adecuadamente. Es la nota con la que se va de vacaciones navideñas, a cuatro puntos -que hoy podrían ser menos- de las primeras posiciones de la tabla clasificatoria, las que permiten luchar por el regreso a la categoría de plata, y ofreciendo la sensación de que cada vez es un colectivo más fuerte. Ayer, contra el Deportivo B, el equipo ferrolano fue bastante superior a su rival, pero sólo acertó dos de las muchas opciones que generó. Eso, unido a que recibe tantos con excesiva facilidad, es lo que explica que el resultado fuese incierto hasta el final, pero en realidad el conjunto verde demostró que va a (mucho) más y que en 2009 tiene mucho que decir en la luchar por subir.

Consciente de que, tras su victoria de la semana pasada en Pontevedra, el partido ante el Deportivo B era una oportunidad inmejorable para acercarse más a la zona noble de la tabla clasificatoria, el Racing no se tomó el encuentro con ligereza. Al contrario, desde el primer minuto se mostró como un conjunto serio, que dominó el juego a través de la velocidad en la posesión, pero que no llegó a generar opciones claras como para marcar. Y es que el equipo ferrolano, aunque penetraba por las dos bandas y encontraba un filón en la presencia de Deus como referencia ofensiva, no era capaz de traducir su dominio en opciones realmente claras para marcar. De hecho, tras varios acercamientos, sólo un inocente penalti cometido por Héctor Granado sobre Corredoira hizo que Manolo Pérez materializase en el marcador esta superioridad y, al menos, pusiese en su franquía el enfrentamiento.

Por momentos, tras el gol racinguista, daba la impresión de que el encuentro estaba cómodamente controlado. Incluso parecía que el segundo tanto era lo que más cerca estaba de suceder, pero entonces apareció uno de los principales problemas que el Racing ha acusado en esta primera vuelta, la defensa de las jugadas a balón parado, y en un suspiro el encuentro volvió a estar empatado. Fue tras un saque realizado por Iván Pérez que, rematado por el corpulento Aridane, se transformó en el tanto de la igualada con la que se llegó al descanso con un resultado que sabía a poco para lo que habían hecho unos y otros sobre el terreno de juego local.


Vendaval > Tras el descanso llegó el vendaval racinguista, en forma de llegadas continuas a la portería deportivista -ahora defendida por un Marcos Valín que en sus primeras intervenciones se mostró temerario-, de combinaciones vertiginosas, de múltiples ocasiones... pero no de goles. Y es que el equipo ferrolano cuajó en este arranque de la segunda parte los que, tal vez, fueron sus minutos más vibrantes de toda la temporada, tanto por la velocidad que tuvo su juego como por su facilidad para crear peligro y, también, por el punto de imprecisión que le hizo tardar mucho, bastante, a situarse por delante en el marcador.

También fue a través de una acción a balón parado -el Racing no sólo recibe peligro de esta manera, sino que también lo crea-, fórmula mediante la que Nano remachó, cuando quedaba poco más de un cuarto de hora para el final del choque, la superioridad del cuadro verde sobre el terreno de juego. De hecho, después del tanto, el cuadro verde se aprovechó de los espacios que fue dejando su rival y, en dos minutos, el filial deportivista se quedó en inferioridad numérica sobre el terreno de juego cuando el defensa Sergio Benito tuvo que cortar de mala manera una internada de Lamatina que ya estaba a punto de llegar a los dominios de Marcos Valín para marcar o intentarlo, lo que ya parecía la sentencia definitiva.

Sin embargo, lo que tiene esta temporada el Racing es que es especialista en complicarse la vida él solito. Por eso, cuando el choque parecía totalmente sentenciado, tanto por lo que se veía sobre el terreno de juego como por la situación numérica en la que estaban ambos equipos, el peligro rival llegó por la vía clásica -en acciones a balón parado-. En una de esas, Aridane estuvo a punto de empatar, pero el cuadro verde supo sufrir para mantener su ventaja y, de esta manera, irse al parón navideño con una alegría, con las cuatro primeras plazas a tiro y sabiendo que en el año 2009 que está a punto de empezar irá a más.

www.diariodeferrol.com

lunes, 15 de diciembre de 2008

¿Podemos?

El Racing se reengancha a la pelea















JUAN QUIJANO > PONTEVEDRA

El derbi más importante se resolvió de la manera más especial. El derroche goleador que Pontevedra y Racing habían protagonizado en sus dos enfrentamientos de Copa Federación tuvo ayer continuidad con motivo de la liga, pero de una manera que sólo se puede dar en los partidos de rivalidad. Es decir, con un punto de locura. Eso es lo que permitió al equipo ferrolano adjudicarse una victoria que comenzó viendo de lejos, a la que luego se hizo acreedor, que pareció perder más tarde y que el final rescató en uno de esos finales épicos que pueden significar un punto de inflexión en la trayectoria de un conjunto en una temporada. Y es que, el cuadro verde, que podía quedar tocado -y casi hundido- de perder ayer en Pasarón, se mantiene a flote y, en principio, llegará a 2009 con sus posibilidades de luchar por el ascenso casi intactas.

La prueba de que este derbi, el tercero que Pontevedra y Racing disputaban en el plazo de diez días, era el más importante de todos estuvo en la velocidad con la que ambos equipos jugaron desde el inicio del partido. De todas maneras, al cuadro verde no le sentó mal esta circunstancia. Al contrario, se plantó en el terreno de juego con las ideas bien claras, presionando la salida del balón de un rival que se vio desubicado por tener que jugar de una manera que no le gustaba. Sin embargo, igual que tantas otras veces, el primer acercamiento del rival racinguista neutralizó el buen arranque de partido que estaba realizando. Esta vez fue un error de cálculo de Jonathan en un balón dividido que fue aprovechado por Xavi Moré para superar la desesperada salida de meta de Paco Fernández y situar en ventaja al Pontevedra cuando apenas se habían jugado diez minutos.

Control >El Racing pasó un breve período de desconcierto tras el gol, pero la situación se normalizó a los pocos minutos, cuando el equipo ferrolano recuperó el control en el centro del campo que había exhibido al principio. Lo que pasa es que las llegadas del cuadro verde brillaron por su ausencia -no tiró sobre la portería de Saizar hasta el minuto 37- y, por eso, el Pontevedra no sufrió demasiado para mantener la ventaja que tenía. Sólo en los últimos minutos, las opciones racinguistas fueron algo más consistentes, pero tampoco lo suficiente como para restablecer la igualdad.

La misión -una más- hacia la remontada deparó a un Racing incisivo en los primeros minutos de la segunda parte, pero al que le seguía faltando algo si quería conseguir, al menos, un punto. Y eso lo encontró el cuadro verde en el banquillo, porque la entrada de Deus ejerció de revolución. De hecho, su entrada se tradujo en una referencia que el Pontevedra no supo asumir y, en menos de dos minutos, el equipo ferrolano generó dos opciones que, transformadas -una en un remate en propia puerta y otra en un cabezazo del delantero herculino-, le dieron la vuelta al resultado. Es decir, que el Racing noqueado tras verse por detrás en el marcador, era ahora un rival rehabilitado.

Después de ponerse en ventaja en el marcador, el Racing controló la situación con bastante solvencia. Porque movió la pelota con criterio en el centro del campo, porque se la quitó a un rival que apenas era capaz de hilvanar dos pases seguidos, porque apenas recibió ocasiones en contra... Pero, cosas de derbi, el partido aún reservaba espacio para el punto de locura que se espera de cualquier enfrentamiento de rivalidad. Por eso el Pontevedra, que en los últimos compases del choque se dedicó a presionar a su rival con más corazón que cabeza, encontró el empate ya en el tiempo reglamentario, lo que dejaba al cuadro verde sin dos puntos que lo recuperaban para la pelea por la zona alta de la tabla clasificatoria. Sin embargo, la locura del derbi hizo que, cuando pasaban tres minutos sobre lo estipulado, el conjunto departamental encontrase premio en una acción a balón parado que, remachada por Jonathan, le dio la victoria. Fue el golpe de efecto que necesitaba el cuadro verde para anotarse una victoria de las que, a la larga, pueden significar algo más que sólo tres puntos.


PONTEVEDRA 2 RACING 3

Pontevedra Club de Fútbol: Saizar; Ormazabal, Pelegrina, Vázquez, Jonay Hernández; Turiel (Gato, min. 68), Jorge Rodríguez; Charles, Dul (Yuri, min. 82), Xavi Moré; y Yago (Felipe Tigrao, min. 67).

Banquillo: Bermudo, Yuri, Felipe Tigrao, Gato y Savedra (portero suplente).

Racing Club Ferrol: Paco Fernández; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Llamas; Jorge Zafra, Manolo Pérez; Marcelino (Lamatina, min. 71), Corredoira (Cami, min. 71), Nano; y Gustavo Souto (Deus, min. 56).

Banquillo: Cami, Lamatina, Deus, Carlos e Iñaki (portero suplente).

Árbitro: Jaime Ruiz Álvarez (comité asturiano).

Asistentes: Víctor Pardo Mesa y Víctor Areces Franco (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Pontevedra Club de Fútbol: Dul (min. 17), Turiel (min. 30), Charles (min. 46), Jorge Rodríguez (min. 63), Xavi Moré (min. 88) y Ormazabal (min. 93). Racing Club Ferrol: Llamas (min. 27), Marcelino (min. 32), Nano (min. 44), Manolo Pérez (min. 72), Pedro Correia (min. 75), Jorge Zafra (min. 87) y Jonathan (min. 90).

Goles:

1-0 min. 11: Xavi Moré.

1-1 min. 63: Pelegrina, en propia puerta.

1-2 min. 64: Deus.

2-2 min. 91: Yuri.

2-3 min. 93: Jonathan.

Campo: Pasarón.

Entrada: 4.000 espectadores.

www.diariodeferrol.com

domingo, 14 de diciembre de 2008

Nuevo pinchazo en Anfield

Gerrard evita el descalabro red ante el Hull (2-2)

Los Tigers toreaban al Liverpool y ganaban por 0-2, pero un 'doblete' de Gerrard metió en el partido a los de Rafa Benítez y cortó el subidón de su rival. El segundo tiempo fue íntegramente red pero sin acierto de cara a puerta. Si gana el domingo, el Chelsea será nuevo líder de la Premier.















Por Juan Lirman.-

Liverpool-Hull (2-2):

El Liverpool se estaba acostumbrado a dar muestras de madurez en esta Premier, pero este sábado han regresado los viejos fantasmas a Anfield. El equipo red se ha atorado ante el Hull City y de no haber sido por Steven Gerrard -y por algunos errores arbitrales que le favorecieron de cabo a rabo-, los de Rafa Benítez se habrían quedado con las manos vacías. Rascaron un empate, lo cual no está nada mal si analizamos lo que pasó en el primer tiempo.

Porque los primeros compases del partido fueron un baño del Hull. Jugando a la contra, sí, pero haciendo todo mucho mejor y con más sentido que los vestidos de rojo.

Marlon King y Nicky Barnby fijaron las marcas de Hyypia y Carragher, que sufren saliendo hacia los costados, y los Tigers podrían haberse adelantado a los cinco minutos. Lo evitó el árbitro Wiley, tragándose un clamoroso penalti por manos de Mascherano.

No aprendió la lección el Liverpool y a los 12 ya estaba encajando al fin el 0-1. Cayó en una jugada de estrategia, para variar en el Hull -son los amos en este aspecto en la Premier-, cuando Paul McShane metió un cabezazo imposible, de espaldas a la meta de Pepe Reina, poniendo el balón por toda la escuadra.

¿Casualidad? Nada de eso. A la contra, el Hull seguía haciendo mucho daño al Liverpool y los Tigers volvieron a dejar en silencio a los 'ruidosos de Anfield' a los 22 minutos. Apertura de Marlon King, desborde y centro del galo Mendy y clamoroso gol en propia puerta de Jamie Carragher para poner el 0-2. Algún 'Súper-Héroe' tenía que salvar la Patria Red.

Y para ello, ya lo sabemos de largo, siempre está Gerrard. En Champions o en la Premier, lo mismo da. El 'capi', que jugaba ya 'tocado' por un golpe en el tobillo a comienzos de partido, comandó el arreón red y anotó el 2-1 a los 24 minutos tocando a puerta vacía tras un centro de Kuyt. Hubo falta previa -clarísima- del español Riera en la acción, pero el árbitro se tragó otra vez el silbato. El jugador número 12 parecía el trencillas, no la afición del 'You'll never walk alone'.

A los 31 llegó el 2-2, otra vez en los pies de Gerrard y con una dudosa acción previa de Kuyt, que pudo haber hecho falta. No fue tan clara como la anterior pero el resultado fue el mismo: "siga, siga", dijo el árbitro, y tras el pase del holandés, Benayoun prolongó para que Gerrard remachara el empate.

Tras el descanso, el Hull se olvidó de la meta contraria y pudo haberlo pagado muy caro. Rafa Benítez tardó demasiado en buscar respuestas en la banca y su primer revulsivo fue El Zahr, pero cuando al partido le quedaba poco más de un cuarto de hora. Luego lo intentaría con Babel y Leiva, pero ya era demasiado tarde.

El finlandés Hyypia tuvo en su cabeza el 3-2, pero el palo le dijo que no, y a los 70 el Hull lanzó su último 'zarpazo' en las garras de Giovani, sin fortuna. El empate es justo, principalmente porque el Liverpool no ha hecho gran cosa como para ganar. Y el Hull no ha sabido cómo resistir cuando lo tuvo todo a favor.

Hay un ganador, en realidad, y es el Chelsea. Si el domingo los Blues ganan su partido en casa se acostarán como líderes tras la 17ª jornada. Dependerá de ellos y de la resistencia del West Ham, su rival.

www.goal.com

Fuera del descenso

Importantísima la victoria cosechada ayer por el Bologna. El partido comenzaría mal para los de Mihajlovic pero en un comienzo de segunda parte muy loco serían los rossoblú los que echaran por tierra la ventaja que por dos veces había conseguido la squadra turinesa. A partir de ahí segundo gol de Marco Di Vaio (recital ayer con tres goles), y dos penaltis, Bernacci y otra vez Di Vaio colocarían el a la postre resultado final. Un 5-2 para el Bologna que lo saca de la zona de descenso en donde se encuentra ahora el Torino de Walter Novellino.



BOLOGNA-TORINO 5-2

BOLOGNA (4-4-2)
Antonioli; Terzi, Moras, Britos, Lanna (36’ st Bombardini); Coelho (1’ st Volpi), Mingazzini, Mudingayi, Valiani; Di Vaio, Marazzina (11’ st Bernacci).
A disp.: Colombo, Lavecchia, Cesar, Amoroso.
All.: Sinisa Mihajlovic

TORINO (4-4-2)
Sereni; Colombo, Pratali, Natali, Pisano; Abate, Dzemaili, Barone (9’ st Saumel), Diana (14’ st Rubin); Bianchi (27’ st Stellone), Amoruso.
A disp.: Calderoni, Ogbonna, Di Loreto, Ventola.
All.: Walter Novellino

Arbitro: sig. Rocchi di Firenze
Assistenti: Stefani, Faverani
Quarto uomo: Stafanini

Marcatori: 6’ pt Barone (To), 3’ st Volpi (Bo), 8’ st Abate (To), 10’ st Di Vaio (Bo), 17’ st Di Vaio (Bo), 23’ Bernacci (Bo, rig), 34’ st Di Vaio (Bo, rig)

Note. Recupero: 1’ pt, 0’ st. Espulso: Pratali (To, 33’ st). Ammoniti: Lanna (Bo, 13’ pt), Barone (To, 33’ pt), Pisano (To, 45’ pt), Amoruso (To, 13’ st), Sereni (To, 22' st).

www.bolognafc.it

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Primeros de grupo

El Liverpool encuentra el liderato en Eindhoven (1-3)

Los Reds lograron la victoria pese a jugar con varios suplentes.















PSV-Liverpool (1-3)

El Liverpool viajaba a Eindhoven con la tranquilidad que otorga el tener asegurado el billete a la próxima ronda y con el único objetivo de luchar por acabar como primero de grupo. Un objetivo que acabó logrando gracias a una victoria por 1-3 ante un PSV que acaba como último de grupo y se despide de cualquier competición europea.

Rafa Benítez aprovechó el encuentro para dar minutos a los menos habituales y pudimos ver a hombres como Cavalieri, Lucas o Ngog, que no acostumbran a tener minutos. Esto provocó que los Reds saltaran al terreno algo confusos y les costó encontrar su lugar sobre el terreno de juego.

Los holandeses aprovecharon el desconcierto inglés para adelantarse en el marcador a los 36 minutos por mediación de Lazovic. El tanto despertó a los Reds, que encontraron el empate en el último suspiro de la primera mitad con un remate de cabeza de Babel.

La segunda mitad tuvo un claro color Red. El Liverpool se adueño del encuentro y cobró ventaja a los 69 minutos con un tremendo zurdazo de Albert Riera que se coló por la misma escuadra.

En la recta final del encuentro el francés Ngog demostró su gran velocidad para sentenciar el marcador. con una cabalgada de las que acostumbraba a protagonizar con la camiseta del Paris Saint Germain.

www.goal.com

lunes, 8 de diciembre de 2008

Así no se puede

El Racing se duerme en los laureles















Una siesta de 45 minutos le costó al Racing dos puntos y, por eso, el equipo ferrolano no pudo aproximarse más a las cuatro primeras posiciones de la tabla clasificatoria del grupo I de la Segunda División B. Y es que cuando parecía tener controlado su encuentro ante el Celta B e iba por delante en el marcador, el cuadro verde cayó en la relajación al comienzo de la segunda parte y eso le costó muy caro. Primero, porque su rival aprovechó la ocasión para empatar el marcador. Pero, sobre todo, porque a partir de entonces entró en un estado de ansiedad y precipitación que lo llevó a ensuciar todo lo bueno que había realizado hasta entonces, que le hizo salir de un partido en el que contaba con los tres puntos con uno solo.

Con el estreno liguero del portero Paco Fernández y la apuesta en la delantera por Gustavo Souto -que disfrutó de continuidad después de los tres tantos que marcó ante el Pontevedra en la Copa Federación- como principales novedades en el Racing, el partido empezó con sobresalto para el cancerbero del cuadro verde, porque la primera llegada del Celta B se tradujo en gol tras una acción a balón parado, que confirmó los problemas que el equipo ferrolano tiene en esta faceta. Pero, en realidad, lo que hizo el tanto del filial céltico fue espabilar a su rival, que a partir de entonces empezó a mover la pelota con más velocidad de la que lo había hecho hasta entonces para jugar con más asiduidad cerca de los dominios del rival. Ahí es donde surgió el enrachado delantero olívico que, en su primera opción para marcar, envió a la red un pase de Jorge Zafra y, de paso, devolvió la tranquilidad.

Fue una vez superado el susto inicial cuando el Racing demostró que ahora es un equipo más dinámico y vertical con respecto al de principio de temporada, lo que le ha devuelto su condición de favorito a luchar por el ascenso al final de temporada. Así, durante bastantes minutos, el cuadro verde dominó la situación con relativa solvencia. Apoyado en la velocidad que le dieron a la circulación de la pelota Manolo Pérez y Jorge Zafra, a la profundidad por la banda izquierda de Nano y al trabajo de Gustavo Souto en la punta del ataque, el equipo ferrolano solapó las imprecisiones que, en cambio, sí exhibió en defensa, dominó con claridad a un rival adormecido y no sólo se adelantó en el marcador, sino que pudo aumentar su renta y dejar la cita casi resuelta.


Dormido > Sin embargo, la inicial “pampera” racinguista de la primera parte se repitió en la segunda, pero esta vez duró mucho más tiempo. De hecho, al Celta B esta vez le dio tiempo en los primeros compases de este segundo período a amenazar con el empate -primero-, a materializarlo -después- y a meter el miedo en el cuerpo a su rival -por último- al estar a punto de marcar el que sería su tercer tanto. Y es que el Racing se borró del partido casi por completo tras el descanso. Entre la inseguridad que transmitió la defensa, la falta de claridad que empezó a aparecer en el centro del campo -además, superado por su rival- y los escasos balones que llegaron a la zona de vanguardia, en realidad el equipo ferrolano vagó, más que jugó, por el terreno de juego y se sentía totalmente superado por su rival. Ni siquiera los cambios -Manolo Sánchez dio entrada a Cami en sustitución de Jorge Zafra para consolidar el centro del campo y a Carlos en vez de Corredoira para buscar la presencia por la banda derecha que Lamatina, que pasó a jugar por el centro, no había tenido- mejoraron el desaguisado que se estaba viendo, porque el cuadro verde parecía como un púgil noqueado.

A pesar de esta “pájara”, el Racing no perdió sus opciones de ganar el encuentro, porque algún fallo defensivo del bisoño Celta B o alguna acción a balón parado lo situaron en condiciones de marcar el tanto que le diese los tres puntos. De hecho, los últimos minutos del enfrentamiento fueron un tanto descontrolados y el gol pudo caer para cualquiera de los dos bandos en liza, pero al final el empate acabó siendo lo más justo, por los méritos de unos y otros, para resolver el partido. Y es que el Racing se durmió y, por eso, se quedó sin un par de puntos.




RACING-2 CELTA B-2


Racing Club Ferrol: Paco Fernández; Pedro Correia, Óliver, San Julián, Llamas; Manolo Pérez, Jorge Zafra (Cami, min. 63); Lamatina, Corredoira (Carlos, min. 66), Nano; y Gustavo Souto (Deus, min. 80).

Banquillo: Jonathan, Cami, Deus, Carlos e Iñaki (portero suplente).

Real Club Celta de Vigo B: Yoel; Guardado, Alba, Jordi, Aitor; Aicart, Cristian (Candela, min. 25); Chupe, Oriol, Ferrán (Joselu, min. 77); e Iago Aspas (Pedro, min. 83).

Banquillo: Campillo, José Ramón (portero suplente), Pedro, Candela y Joselu.

Árbitro: Pablo González Fuertes (comité asturiano).

Asistentes: González Hevia y Suárez Suárez (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: San Julián (min. 38), Corredoira (min. 45) y Pedro Correia (min. 84). Real Club Celta de Vigo B: Aicart (min. 9), Alba (min. 19), Aitor (min. 42) e Iago Aspas (min. 75).

Goles:

0-1 min. 6: Oriol.

1-1 min. 13: Gustavo Souto.

2-1 min. 22: Nano.

2-2 min. 48: Oriol.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.000 espectadores.

www.diariodeferrol.com

Pasito a pasito

Quinto empate consecutivo del equipo emiliano. Dos veces se colocó por delante la Reggina y dos veces empató el partido el Bologna. Empate muy importante el que consiguieron ayer los de Mihajlovic en campo de un rival directo por la permanencia como es la Reggina.



REGGINA-BOLOGNA 2-2

REGGINA (4-4-2)
Campagnolo; Cirillo, Valdez (23’ pt Alvarez), Santos, Costa; Cozza, Barreto, Carmona Barillà (13’ st Vigiani); Corradi (33’ st Di Gennaro), Brienza.
A disp.: Marino, Cosenza, Tognozzi, Ceravolo.
All.: Nevio Orlandi

BOLOGNA (4-4-1-1)
Antonioli; Zenoni, Moras, Britos, Lanna; Marchini (29’ pt Coelho), Mingazzini, Mudingayi, Valiani (41' st Amoroso); Adailton (1’ st Bernacci); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Cesar, Lavecchia, Bombardini.
All.: Sinisa Mihajlovic

Arbitro: sig. Ayroldi di Grosseto
Assistenti: Liberti, Viazzi
Quarto uomo: Giannoccaro

Marcatori: 40’ pt Corradi (Re), 8’ st Valiani (Bo), 10’ st Barreto (Re), 16’ st Di Vaio (Bo)

Note. Recupero: 4’ pt, 3’ st. Ammoniti: Cirillo (Re, 9’ pt), Costa (Re, 31' st), Zenoni (Bo, 41' st), Lanna (Bo, 47' st)

www.bolognafc.it

Sigue arriba

Liverpool se acordó a tiempo y sigue arriba (1-3)

El conjunto dirigido por Rafa Benítez igualaba sin goles hasta los 69 minutos con el Blackburn Rovers y terminó ganando con goles de Xabi Alonso, Benayoun y Gerrard.















Por Joaquín Cavanna.-

Blackburn Rovers-Liverpool (1-3).

Fue una doble satisfacció para el Liverpool: en primer lugar haber mantenido el liderato en soledad de la Premier League y el segundo, por haberse podido reencontrar con el gol, tras las igualdades sin goles ante el Fulham y el West Ham.

Incluso, la lesión de Fernando Torres había profundizado la crisis goleadora y había despertado rumores acerca de sus reemplazantes y la capacidad de poder definir las jugadas.

..Y costó demasiado. Aunque el Liverpool pudo quebrar la sequía y se quedó con una victoria importantísima que recién se inició a 21 minutos para el final del encuentro.

Incluso, en el primer tiempo el líder del campeonato estuvo absolutamente desaparecido del campo de juego. La apuesta de Dirk Kuyt como único delantero no funcionaba de la mejor manera, ya que el holandés se perdía por momentos y no encontraba la conexión con Gerrard, ni con Babbel.

De hecho, la jugada más peligrosa de la primera mitad llegó gracias a un mal pase de Gerrard que aprovechó Pedersen y cuando quiso definir apareció la imagen de Pepe Reina, para justificar los cuatro partidos que llevaba acumulado con la valla invicta.

En el complemento, el Liverpool recuperó el dominio del balón y se animó a agredir un poco más al pobre Blackburn que se destacaba por su escasez de ideas.

Aún así, el gol de los visitantes llegó recién a los 69 minutos, cuando Xabi Alonso aprovechó un rebote tras un disparo fallido de Kuyt y definió con su pierna derecha con una clase magistral.

Luego llegó la joyita de Benayoun, quien recogió el balón por la derecha, dejó en ridículo a Warnock y definió con un derechazo cruzado que se coló en el rincón derecho de la portería.

A los 86 minutos apareció el paraguayo Roque Santa Cruz para adjudicarle algo de emoción al encuentro, pero el Rovers no tenía una idea fija de lo que quería y permitió, con una salida vergonzosa fuera del área del portero Robinson que finalizó con un disparo de Gerrard con la portería casi vacía.

El Liverpool volvió al triunfo, volvió a marcar y se mantuvo en lo más alto. Con demasiado esfuerzo, pero siempre con la misma seguridad.

www.goal.com

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Líder por un punto

El Liverpool no pudo con el West Ham, pero sí con el liderato (0-0)

Los de Benítez fueron muy superiores al rival, aunque en los últimos minutos pudo pasar de todo. A pesar de no haber ganado el partido, el Liverpool se coloca líder de la Premier, un punto por encima del Chelsea.











A pesar de que el Liverpool no fue capaz de ganar en casa a un West Ham que tuvo contra las cuerdas, los de Rafa Benítez y Fernando Torres se colocan líderes de la tabla gracias al punto que les otorgó este empate sin goles.

Liverpool y Chelsea estaban empatados a puntos, con el goal-average favorable a los londinenses, pero los 'Reds' a los que restaba este partido por jugar, han sabido aprovechar, al menos lo mínimo, para colarse y plantarse al frente de la tabla, puesto que defenderán con uñas y dientes.

Los locales atacaron siempre, y cada vez más con el paso de los minutos. La primera ocasión clara del partido llegó de córner, al igual que la mayoría del Liverpool en este encuentro. Hyypia remató el centro de Gerrard y la pelota se marchó fuera tocando en el larguero, era un aviso de lo que vendría, un vendabal de remates, casi todos propiciados por saques de esquina, que terminarían sin obtener el premio del gol.

El West Ham, que jugó claramente al contraataque, dispuso también de sus opciones para matar el partido; sobre todo con el paso de los minutos, cuando el Liverpool más se adelanteba y más licencias concedía su defensa.

La mejor ocasión para los visitantes fue anulada por el árbitro, y se produjo pocos minutos antes del final del partido. Carlton Cole se plantó solo ante Reina y, aunque el meta español salvó con mucho oficio una complicada jugada, la ocasión había sido invalidada por un más que dudoso fuera de juego.

Ya casi sobre la bocina, Kuyt envió un balón al poste y Babel tuvo dos ocasiones casi seguidas, y una de ellas fue cantada y celebrada como un gol, pero la pelota había pegado en la red por fuera.
Poco premio para los locales, pero el dulce sabor del liderato tapa enormemente el amargo empate sin goles.

www.goal.com

lunes, 1 de diciembre de 2008

Nueva decepción

Sólo fue peor en el remate

SANTI REY > PONFERRADA











Se terminó la racha de buenos resultados del Racing, ya que ayer en El Toralín fue derrotado por la Ponferradina por 2-0, en un choque donde la formación ferrolona sólo fue peor que su rival en la finalización de las jugadas.

El conjunto racinguista saltó al terreno de juego con la intención de controlar el esférico y buscar la portería contraria. Sólo hubo que esperar cinco minutos para ver la primera aproximación de peligro cuando el juvenil Juan -la novedad en el equipo inicial- remató desde el borde el área , saliendo el esférico rozando el poste tras tocar en un contrario.

Buena muestra del dominio departamental es que cuando no se había cumplido el minuto diez ya había lanzado cinco saques de esquina, por ninguno de su adversario, que era incapaz de aproximarse a los dominios de Sergio.

La Ponferradina no se encontraba cómoda sobre el campo, perdiendo el balón con mucha facilidad ante la presión del conjunto racinguista, que jugaba siempre en su parcela de ataque.

Cumplido el ecuador del primer tiempo, Sergio Álvarez era un mero espectador, ya que no había tenido que intervenir en ninguna ocasión.

Manolo Sánchez tenía claro que la mejor manera de defender a su adversario era teniendo el balón y de ahí que sus pupilos tratasen de llevar la manija, con un Jorge Zafra que imponía el ritmo que necesitaba su equipo.

Sin embargo, cosas del fútbol, en el minuto 29, Ernesto inicia un ataque por la izquierda en el que desborda a Pedro Correia, saca un centro medido al área y De Paula se adelanta a un apático Óliver para adelantar a su conjunto.

A partir de ese momento, las fuerzas se igualaron bastante y el cuadro local empezó a tener una mayor posesión del esférico, mientras que al Racing le costaba más llegar al marco de la Ponferradina. No hubo tiempo para más y los contendientes se retiraron a los vestuarios con la injusta ventaja de la formación berciana.


Sentencia > Poco hubo que esperar para presenciar el segundo tanto local en la reanudación. En la primera jugada, Ernesto lanzó desde el borde el área, el balón rechazado por el portero quedó suelto en el área pequeña y Rubén Vega lo envió a la red, cuando sólo habían transcurrido cuarenta segundos de la reanudación.

A partir de ese momento, Manolo Sánchez decidió dar entrada a Marcelino y Cami y las fuerzas se volvieron a igualar, presionando con insistencia en el área rival.

Fruto de ese dominio llegó una clara oportunidad para recortar la desventaja con un tiro de Nano que se estrelló en el larguero.

El cuadro verde dominaba por completo el encuentro, con entradas constantes por las bandas, aunque sin acierto en el remate. Corredoria tuvo dos oportunidades seguidas en sendos remates de cabeza, pero en las dos ocasiones el esférico se marchó ligeramente desviado.

La Ponferradina se limitaba a atrincherarse en su terreno de juego para intentar aumentar su ventaja en una contra. Además, las fuerzas empezaron a flaquear en el cuadro departamental, después del gran esfuerzo realizado con anterioridad, con lo que sus aproximaciones a la portería visitante llegaban por medio de balones largos, con ventaja para los defensas bercianos.

El Racing veía como se le escapaba el encuentro, a pesar de que no fue inferior a su contrario, pero en el fútbol lo que valen son los goles y en ese capítulo los pupilos de Ángel Viadero fueron mejores. Ahora, toca levantar el ánimo y pensar en el Celta B.


PONFERRAD.-2 RACING-0

Ponferradina: Rubio, Aitor, Bornes, Santamaría, Fuentes, Cristian Portilla, Jonathan Ruiz, Rubén Vega (Ivi Vales, min. 90), Jonathan Valle (Dani Borreguero, min. 57), Ernesto (Fran, min. 83) y Óscar De Paula.

Banquillo: Dani Borreguero, Omar (portero suplente), Fran, Ismael e Ivi Vales.

Racing Club Ferrol: Sergio Álvarez; Pedro Correia, Óliver, San Julián, Llamas (Carlos, min. 78); Juan Martínez (Cami, min. 59), Jorge Zafra; Lamatina, Corredoira, Nano; y Deus (Marcelino, min. 59).

Banquillo: Jonathan, Paco Fernández (portero suplente), Carlos, Cami y Marcelino.

Árbitro: Hugo López Puerta (comité madrileño).

Asistentes: Otero Cañas y Marín Castro (comité madrileño).

Tarjetas amarillas: Ponferradina: Aitor (min. 26), Santamaría (min. 41), Dani Borreguero (min. 58) y Cristian Portilla (min. 71). Racing Club Ferrol: Llamas (min. 35), Juan Martínez (min. 35), Jorge Zafra (min. 74), Corredoira (min. 82) y Sergio Álvarez (min. 84).

Goles:

1-0 min. 29: De Paula; 2-0 min. 46: Rubén Vega.

Campo: El Toralín.

Entrada: 5.000 espectadores.

www.diariodeferrol.com

Nuevo empate a un gol

Cuarto empate a un gol consecutivo que cosecha el Bologna desde la llegada de Sinisa Mihajlovic. Buen punto el cosechado en la tarde de ayer en el estadio Luigi Ferraris de Genova, despues de empezar perdiendo mediante un gol del jugador genoano Sculli. Poco le duraría la alegría a los locales pues un ex, en este caso Marco Di Vaio, colocaría un 1-1 en el marcador que bien pudo moverse para cualquiera de los dos lados en el último minuto de partido. El Bologna sigue sumando, que es lo importante, y buscará escapar de las plazas de descenso en su visita al Oreste Granillo de Reggio Calabria, donde visitará a la Reggina.



GENOA-BOLOGNA 1-1

GENOA (3-4-3)
Rubinho; Papastathopoulos, Ferrari, Bocchetti; Juric, Milanetto (33’ st Olivera), Vandenborre, Rossi (22’ st Potenza); Sculli, Milito, Palladino (1’ st Gasbarroni).
A disp.: Scarpi, Biava, Brivio, Jankovic.
All.: Gian Piero Gasperini

BOLOGNA (4-2-3-1)
Antonioli; Zenoni, Moras, Terzi, Lanna; Mingazzini, Mudingayi; Marchini (12’ st Coelho), Adailton (33’ st Cesar), Valiani (42’ Amoroso); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Britos, Carrus, Bernacci.
All.: Sinisa Mihajlovic

Arbitro: sig. Velotto di Grosseto
Assistenti: Foschetti, Tonolini
Quarto uomo: Pierpaoli

Marcatori: 10’ st Sculli (Bo), 18’ st Di Vaio (Bo)

Note. Recupero: 1’ pt, 3’ st. Ammoniti: Terzi (Bo, 27’ pt), Vanden Borre (Ge, 44’ pt)

www.bolognafc.it

jueves, 27 de noviembre de 2008

Ahora a por el primer puesto

El Liverpool sufre para seguir en la lucha por el liderato (1-0)

Un gol de Gerrard a los 20 minutos da la victoria al Liverpool ante el Marsella, que acorraló a los ingleses y gozó de ocasiones suficientes para empatar en la segunda mitad. Liverpool y Atlético se jugarán el liderato del grupo en la última jornada a domicilio ante PSV y Marsella, respectivamente.















Por José Mendoza.-

Con Gerrard y Torres juntos en el once titular después de muchos partidos -desde que el español se lesionara con la selección-,el Liverpool se presentaba con la única intención de no pinchar para seguir vivo en la lucha por el liderato de grupo.

Además, aun tenía en la mente la derrota que le otorgaron los franceses en Anfield la pasada campaña.

'The Kid' comenzó avisando con un pase medido para Kuyt que despejó Mandanda, justo antes de que otro centro desde el costado derecho, ésta vez de Arbeloa, lo cabeceara a gol, en el segundo palo, Gerrard.

Tan sólo un disparo tras buena jugada individual de Ben Arfa y la respuesta de Riera -en una acción muy similar-, destacaron más allá del fútbol control que elaboró el Liverpool tras el gol.

En la segunda mitad, con superioridad en el marcador, los 'reds' se fueron cerrando paulatinamente, en la misma medida en la que el Marsella creía cada vez más en sus posibilidades de empatar.

Liderado por un gran Niang, que protagonizó todas las ocasiones, los franceses asustaron hasta en cuatro ocasiones a Reina. La mejor del senegalés fue un cabezazo que salió rozando el palo a cinco minutos para el final.

www.goal.com

lunes, 24 de noviembre de 2008

¿Buen juego? Más o menos

El Racing venció al Guijuelo y pide paso hacia la zona de la cabeza

El equipo ferrolano suma su tercer triunfo consecutivo y confirma que su reacción ya es un hecho

El francés Lamatina y Paco Corredoira fueron los autores de los tantos racinguistas en este choque

















El Racing venció al Guijuelo por 2-1, lo que supuso la tercera victoria consecutiva de los ferrolanos, que ahora pisan firme en la categoría y se sitúan ya a solo cuatro puntos de la promoción de ascenso. Los ferrolanos piden paso hacia la zona de cabeza, pero todavía queda mucho camino por andar y mucho que mejorar en el juego.

El equipo ferrolano pudo matar el partido en la segunda parte, aunque sobraron regates y faltó acierto. Finalmente, el Guijuelo marcó, en un nuevo falló a balón parado, y el equipo acabó el partido no agobiado aunque sí sufriendo frente a un rival, que por cierto, no demostró nada de nada en A Malata.

El Guijuelo salió a pecho descubierto, aunque su valentía le costó un gol a los dos minutos de juego. La jugada se inicia en un robo de balón de Zafra, quien se la da a José Luis Deus, que espera la llegada de Lamatina en el segundo palo, para que el galo remate de cabeza al fondo de la red.

Los ferrolanos dominaron el partido con gran claridad en esta primera parte, aunque el segundo gol no llegó hasta el minuto 42, en el que Paco Corredoira aprovecha un rechace en la frontal del área para disparar y colar el balón pegado al palo.

En la segunda parte, el Guijuelo planteó un partido más ofensivo, lo que dio muchas más opciones al Racing en ataque. El tercer tanto de los ferrolanos no llegó porque los racinguistas se gustaron y fallaron ocasiones claras, incluso Nano envió un balón al larguero.

El Racing se complicó el partido a los 68 minutos de juego, en una falta del Guijuelo en la que falla el portero racinguista en su salida (sale a por uvas), lo que da opción a Chuchi a tocar el balón con la cabeza y a que el goleador Javi Ballesteros remache en balón en la misma línea de gol.

Los ferrolanos habían tropezado de nuevo en la misma piedra. Manolo Sánchez Murias parece incapaz de buscar una solución a este grave error, ya que no solo falla el potero en su salida sino que dos jugadores más llegan a tocar el balón en el área pequeña, sin que los defensores racinguistas se enteren.

Reacción del Guijuelo

A raíz del 2-1, el Guijuelo creyó en la remontada y buscó el segundo tanto. Los ferrolanos no pasaron agobios, ya que los visitantes no tuvieron pegada, aunque la imagen no fue buena.

En los últimos minutos el equipo estaba muy cansado y Manolo Sánchez acabó por cambiar todo el ataque. Paco Corredoira acabó de delantero, con Nano de mediapunta, mientras que Carlos Rodríguez entraba por la izquierda y el francés Bochu, lo hacía por la derecha. Por cierto que el galo estuvo penoso en el partido de ayer. Desde la primera jugada del partido, en la que no acompañó a Paco Corredoira en una jugada de ataque, se vio que el galo estaba descentrado. La cosa fue a peor y acabó como el rosario de la aurora, ya que era como jugar con uno menos.

El Racing, que pudo acabar el partido ganando por dos o tres goles de renta, sumó una nueva victoria con apuros en casa. El equipo tiene mucho que mejorar pero ya hay mucho camino recorrido y el equipo ya refleja hora un potencial muy diferente al del comienzo del campeonato.

En la próxima jornada toca un hueso duro, jugar en casa de la Ponferradina. Un encuentro para el que los ferrolanos no podrán contar con Manolo Pérez, que tendrá que cumplir un partido de sanción por acumulación de amonestaciones. Además, Zafra es duda por esos problemas en el tobillo, lo que puede plantear problemas para
formar un medio campo competitivo.

www.lavozdegalicia.com

Se pierden dos puntos por el camino

Cuando todo parecía indicar que los tres puntos se quedarían en Bologna, un gol de Succi en tiempo de descuento hace que Mihajlovic siga sin conocer la victoria al frente del cuadro rossoblú, y sume con este su tercer empate. El Bologna es ahora penúltimo a dos puntos de la zona de permanencia. Parece que el equipo va a más pero no es suficiente.



BOLOGNA-PALERMO 1-1

BOLOGNA (4-4-2)
Antonioli; Zenoni, Moras (18’ Britos), Terzi, Lanna; Mingazzini, Mudingayi; Marchini (32’ st Rodriguez), Valiani, Bombardini (1’ st Cesar); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Coelho, Bernacci, Marazzina.
All.: Sinisa Mihajlovic

PALERMO (4-3-1-2)
Amelia; Cassani, Carrozzieri, Kjaer, Capuano (42’ st Lanzafame); Migliaccio (1’ st Succi), Liverani, Nocerino; Simplicio; Miccoli, Budan (1’ st Cavani).
A disp.: Fontana, Dellafiore, Guana, Ciaramitaro.
All.: Davide Ballardini

Arbitro: sig. Russo di Nola
Assistenti: Vicinanza, Bianchi R.
Quarto uomo: Candussio

Marcatori: 20’ pt Di Vaio (Bo), 47’ st Succi (Pa)

Note. Recupero: 2' pt, 2' st. Ammoniti: Bombardini (Bo, 40’ pt), Mudingayi (Bo, 46’ pt)

www.bolognafc.it

domingo, 23 de noviembre de 2008

Patinazo en Anfield

El Liverpool estuvo desaparecido en Anfield (0-0)

El conjunto comandad por Rafa Benítez igualó contra el Fulham con una actuación absolutamente desconocida.



Por Joaquín Cavanna.-

Liverpool-Fulham (0-0).

El Liverpool se quedó sin ideas. Fue un equipo apático, aburrido y terminó por ofrecerle a su gente un desconocido empate sin goles, que no le terminó sirviendo para nada.

Desde los primeros minutos de la primera etapa, los 'Reds' comenzaron a echar de menos la presencia de Steven Gerrard en el centro del campo. La estrella no pudo estar por una fuerte molestia muscular en uno de sus muslos y su lugar lo ocupó Lucas Leiva.

Pero el brasileño no pudo resolver la faceta ofensiva que tanto ayuda a los puntas y que obliga constantemente a los rivales a sumar jugadores en defensa. Fernando Torres y Robbie Keane se encontraban muy solos y nunca podían realizar la conexión con sus compañeros.

Por su parte, el equipo visitante hacía su juego sin ningún tipo de problemas. Esperaba dentro de su campo e intentaba aprovechar con algún contraataque que se le presentara.

La más clara de la primera mitad llegó a los 34 minutos cuando Pepe Reina le sacó una pelota clara a Bullard, que hubiera significado una sorpresiva ventaja para el 'pobre' del duelo.












En el complemento no se modificó mucho el panorama. La única diferencia fue que la tranquilidad que pregonaba desde el banquillo Rafa Benítez comenzaba a desaparecer y las imprecisiones se repetían una y otra vez.

El entrenador español introdujo a Xabi Alonso, pero en lugar de quitar a Leiva, lo hizo por Javier Mascherano. Algo bastante raro, de acuerdo al desarrollo de ambos. De hecho, con el pasar de los minutos, los simpatizantes en Anfield se hartaron de las faltas y los pases fallidos del brasileño aparecieron los silbidos.

Mientras, no se sucedían jugadas de peligro. El Fulham cumplía con su negocio y el local no encontraba las herramientas. Ni siquiera el ingreso de Babel, pro Riera pudo modificar el asunto.

Fue un empate nomás que, debido a la igualdad del Chelsea con el Newcastle no le hizo perder puntos al Liverpool y lo mantuvo en lo más alto. Pero deberá mejorar, eso es seguro.

www.goal.com

lunes, 17 de noviembre de 2008

Despacio pero seguro

Buen punto el cosechado por los jugadores ahora entrenados por Sinisa Mihajlovic. Se adelantó el Siena despues de una falta sacada desde el lateral derecho del área bolognesa, pero acabaría empatando el cuadro rossoblú, antes del descanso, por mediación de Marco Di Vaio desde el punto de penalti. Buen punto el conseguido en la tarde de ayer domingo en el Artemio Franchi de Siena. Próximo compromiso contra el Palermo en el Dall´Ara.



SIENA-BOLOGNA 1-1

SIENA (4-3-1-2)
Curci; Zuniga, Moti, Portanova, Del Grosso; Vergassola, Codrea, Galloppa; Kharja (41’ st Forestieri); Ghezzal, Maccarone (19’ st Calaiò).
A disp.: Manitta, Rossi, Coppola, Jarolim, Frick.
All.: Marco Giampaolo

BOLOGNA (4-5-1)
Antonioli; Zenoni, Moras, Terzi, Lanna; Adailton (1’ st Marazzina), Marchini (18’ st Coelho), Volpi, Mudingayi, Valiani (36’ st Britos); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Castellini, Mingazzini, Bernacci.
All.: Sinisa Mihajlovic

Arbitro: sig. Valeri di Roma
Assistenti: Comito, Giachero
Quarto uomo: Peruzzo

Marcatori: 22’ pt Ghezzal (Si), 46’ pt Di Vaio (Bo, rig)

Note. Recupero: 1’ pt, 4’ st. Ammoniti: Terzi (Bo, 2’ st), Maccarone (Bo, 4’ st), Zenoni (Bo, 7’ st), Volpi (Bo, 44’ st). Al 32’ st Calaià fallisce un calcio di rigore.

www.bolognafc.it

¿Empezamos?

El Racing se reengancha en Zubieta a la lucha por los puestos de ascenso

Lamatina marcó de cabeza a los cuatro minutos y el triunfo de los verdes nunca corrió peligro

El equipo ferrolano perdonó una derrota abultada al filial de la Real Sociedad en su partido más completo fuera

















Los cuatro puestos que llevan a la fase de ascenso vuelven a ser un objetivo real para el Racing. Ganó en Zubieta con un partido completo, de sacrificio e inteligencia, y en el que mereció un triunfo más amplio. Demostró jugar otra liga distinta al filial de la Real, impotente para crear peligro a un equipo ferrolano ordenado, concentrado, muy metido en un partido corriente, pero de esos en los que también se gestan los ascensos.

En el Racing pelearon todos. Alrededor de Manolo Pérez se creó casi siempre su fútbol. En el catalán, que se embarró y jugó en un campo blando e incómodo, nació el gol decisivo. Robó un balón en campo contrario, recibó Corredoira, lo centró con diligencia Deus y lo remató en globo Lamatina de cabeza.

El gol no cambió el partido. El Racing siguió cómodo frente a un rival que quería tocar y tocar el balón para crear peligro, pero que casi siempre lo perdía lejos de la portería de Sergio Álvarez. El equipo ferrolano recuperaba y lanzaba contragolpes peligrosos. Pudo suponer el segundo tanto del Racing, poco después de la media hora, uno iniciado en Sanjulián, que lanzó Zafra y remató Lamatina fuera.

Luego fue Corredoira el que probó suerte con un tiro desde la frontal. Perdido, el filial de la Real Sociedad B apenas creó peligro a una defensa en la que volvió a faltar como visitante Jonathan Martín. Ni siquiera a balón parado, porque el Racing evitó casi siempre las faltas alrededor del área, ni en el juego aéreo, que apenas busca el segundo equipo realista, a diferencia de otros clubes vascos con más experiencia como el Real Unión o el Lemona.

Aunque ganaba por la mínima, el triunfo del Racing no se veía peligrar en ningún momento. Los cambios contribuyeron a dar fuelle a un equipo fatigado por el esfuerzo en un campo muy pesado. Y siguieron llegando las ocasoines: de Coredoira, de Gustavo Souto, de Manolo Pérez, que casi marca en una preciosa vaselina... El bagaje del filial en el área ferrolana se redujo a un cabezazo muy cruzado de Sío a centro de Sarasola.

Con recursos para tocar en el centro del campo y jugar en largo cuando hacía falta, el Racing fue construyendo un encuentro rendondo. También probó fortuna Juan Martínez, de nuevo el recambio de última hora para dar oxígeno al centro del campo.
Para que a la fiesta se uniese el portero del Racing, casi inédito, se coló en el área Eneko Eizmendi, que se inventó un tiro pícaro que despejó Sergio con el pie.
Siguieron llegando las oportunidades. No entraron, y dejaron el marcador demasiado corto.

www.lavozdegalicia.com

domingo, 16 de noviembre de 2008

Otro gran paso

Liverpool, otra vez solito arriba (0-2)

El conjunto dirigido por Rafa Benítez derrotó al Bolton por 0-2 con goles de Dirk Kuyt y Steven Gerrard. De esta manera, le sacó tres puntos de ventaja al Chelsea, que jugará más tarde ante el West Brom.



Por Joaquín Cavanna.-

Bolton Wanderers-Liverpool (0-2).

Los 'Reds' sabían que en este tipo de partidos es cuando se pueden perder puntos que luego se terminarían lamentando en los momentos de definición del campeonato.

Por eso, no le dejaron ni un milímetro de espacio a la desconcentración y cumplieron con el trámite. Ganaron sin brillar, pero con la tranquilidad de que, si se obtenían los tres puntos, toda la presión sería relegada al Chelsea, en su partido ante el West Brom.

Los primeros minutos de juego dieron un mero pronostico de lo que depararía luego el partido. La sociedad de Javier Mascherano y Steven Gerrard demostró que con el correr de los partidos se vuelve cada vez más eficiente, mientras que Kuyt y Robbie Keane de a poco van conociéndose de memoria y ya no echan tanto de menos la imponente figura de Fernando Torres.

Aún así, el dominio del balón estaba asegurado, pero no se atentaba demasiado sobre la portería defendida por Jaaskelainen. El empate en cero llegó a romperse recién a los 28 minutos, cuando el holandés Kuyt impactó un delicioso cabezazo por encima del portero, tras aprovechar un centro de Fabio Aurelio.















El Bolton casi iguala el encuentro sobre el final de la primera etapa cuando Cahill también envió el balón a la red con su cabeza, pero la jugada fue anulada segundos antes por una supuesta falta de Nolan sobre Pepe Reina.

El complemento no modificó su repertorio: Un Liverpool totalmente volcado en el campo contrario, mientras que los Trotters aguardaban alguna oportunidad para alcanzar la heroica igualdad. En el minuto 59, ingresó Fernando Torres en lugar de Keane y su participación en el partido, como era de esperar, no pasó desapercibida.

El 'Níño' no se destacó tanto por su contundencia, sino por su solidaridad. Luego de haber generado un par de paredes con sus compañeros, le llegó la hora de tomar el protagonismo en la tarde. Le ganó la lucha a Andy O'Brien y envió un centro milimétrico para que Gerrard anotara el segundo gol visitante y sentenciara el encuentro.

El Liverpool volvió a ganar y se mostró demasiado entero. Rafa Benítez justificó su premio al "Manager del Mes" y la cima de la Premier volvió a teñirse exclusivamente de rojo.

www.goal.com

jueves, 13 de noviembre de 2008

Otra vez el Tottenham

Esta vez, los Spurs regalaron una goleada (4-2)

El Tottenham no le dejó probar ni un poco el sabor de la revancha al Liverpool y lo eliminó de la Copa. Frazier Campbell y Roman Pavlyuchenko marcaron un doblete, mientras que en los Reds estuvo Fernando Torres desde el arranque.















Por Joaquín Cavanna.-

Tottenham-Liverpool (4-2).

Si algún integrante de la plantilla del Liverpool quiso tomar el partido como una especie de revancha, cogió el camino equivocado. Si alguien imaginó que la exitosa racha post-Juande del Tottenham había finalizado, estará pidiendo perdón en alguna esquina londinense.

Con el correr de los partidos, el equipo dirigido por Harry Redknapp ya demuestra que sus resultados no se tratan de encuentros fortuitos, sino que hay una búsqueda y unas consecuencias de su estilo en el campo de juego.

Es verdad, el Liverpool jugaba con mayoría de suplentes. No estaba Steven Gerrard, pero sí Fernando Torres. Y la diferencia fue abismal.

El conjunto local fue el absoluto dueño del fútbol en el White Hart Line. Desde un manejo encomiable de Aaron Lennon y Didier Zokora hasta una dupla implacable en la ofensiva como la que integraron Roman Pavlyuchenko y Fraizer Campbell.

Precisamente el ruso fue el que abrió el marcador, cuando a los 38 minutos aprovechó un pase de su compañero en la dupla y envió el balón dentro de la portería sin marca alguna. Los 'Reds' no tuvieron ni tiempo de recuperarse. Porque, cuatro minutos más tarde, el portero Cavalieri y Degen compartieron un error que terminó en el primer gol de Campbell en la noche. Era un 2-0 tan repentino como justo.

Pero la pesadilla no terminaba. Justo antes de que finalizara el primer tiempo, volvió a aparecer este atrevido punta de 21 años, quien recibió un pase de Lennon y definió tras dejar en el camino a Dossena. Nadie podía creer el resultado.

En el complemento, el Liverpool intentó reaccionar. Pero el tempranero gol de Plessis casi ni sirvió ni para levantar el animo de sus compañeros, ya que, tres minutos después, reapareció Pavlyuchenko para corregir un disparo fallido de Zokora y volver a silenciar al equipo dirigido por Rafa Benítez.

El Niño Torres no pudo encontrarse en el campo y se lo notó con una considerable escasez de estado físico, producto de su larga inactividad. En su reemplazo, ingresó el argentino Emiliano Insua, quien tampoco hizo mucho.

El gol de Sammy Hyppia le dio algo de color al resultado final y la salida de un conmocionado Gomes tras un golpe en su cabeza, otorgó algo de suspenso y preocupación.

Los Spurs ya están en cuartos de final de la Carling Cup y continúan alimentando su hambrienta moral. A su vez, el Liverpool olvidará rapidamente este mal paso y apuntará a sus reales objetivos.

www.goal.com

martes, 11 de noviembre de 2008

Lesión de gravedad

Álvaro Antón tiene roto el ligamento de la rodilla

Se confirman los peores presagios para el mediapunta tras su lesión en el último partido ante el Betis. Es probable que haya dicho adiós a la temporada













Tras la prueba realizada este lunes en Zaragoza al jugador del Numancia, Álvaro Antón, se confirmó que tiene roto el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha.

El futbolista burgalés se tuvo que retirar a la media hora del partido ante el Betis tras una acción fortuita con Mehmet Aurelio y, tras una exploración en el vestuario, el cuerpo médico del club soriano ya diagnosticó la gravedad de la lesión.

Álvaro Antón estará alejado de los terrenos de juego durante varios meses y es posible que haya dicho adiós a la temporada.

www.goal.com

El ex-racinguista Álvaro Antón se lesiono de gravedad este pasado fin de semana, y desde este espacio se le quiere desear la más pronta recuperación posible porque se lo merece.

¡¡¡Mucha suerte Álvaro!!!

lunes, 10 de noviembre de 2008

Victoria y mala imagen

Victoria de penalti y en el último minuto



JUAN QUIJANO > FERROL

Lo de ganar de cualquier manera, aunque sea de penalti injusto y en el último minuto, debieron inventarlo tras partidos como el de ayer. Al menos, fue así como el Racing derrotó al Sestao River y logró la victoria que más necesitaba, la que rompió una racha de cuatro jornadas sin ganar y lo coloca en disposición de iniciar una mejor serie de resultados para acercarse a la zona alta de la tabla clasificatoria. Antes, durante muchos minutos, el equipo ferrolano había mostrado todas las miserias que lo acompañan en este inicio liguero en el grupo I de la Segunda B. Es decir, precipitación, ansiedad, individualismo, inseguridad... Todo ello estuvo cerca de echar por tierra un compromiso que el cuadro verde parecía tener encauzado pero que, como es habitual, se complicó solo. Menos mal que entonces llegó el colegiado asturiano Espiñeira Pello y le dio el aire que le permite respirar un poco mejor.

No empezó mal para el Racing el partido que debía suponer su “explosión” hacia las posiciones de cabeza de la tabla, aunque la primera acción a balón parado a favor del Sestao River se saldó con un cabezazo al larguero de la portería racinguista. Sin embargo, esta vez el equipo ferrolano tenía más presencia en ataque que otras y eso, en menos de un cuarto de hora, le permitió marcar dos tantos -ambos por mediación de Corredoira-, aunque sólo uno de ellos subió al marcador. Además, entre sus llegadas por las bandas y el juego entre líneas del goleador, el cuadro verde mostraba una relativa superioridad sobre el rival.

Parecía que el gol conseguido -o sea, ponerse por delante en el marcador- era lo que debía terminar de tranquilizar el juego racinguista, pero esta sensación duró bien poco. En realidad, lo que provocó en el equipo ferrolano fue una mezcla entre excesivas prisas por marcar un segundo tanto que sentenciase el choque y un cierto conformismo. Por ese motivo, el cuadro verde redujo su ritmo una marcha y permitió que el Sestao River -más por errores ajenos que por aciertos propios- llegase con relativa asiduidad a la portería rival, aunque sin ser capaz de marcar para dejar al Racing en ventaja en una segunda mitad que debía servir para resolver la cita.














Nervios > Pero, cuando no se había jugado ni un minuto de este período, el Sestao River había conseguido ya el empate, gracias a un tanto que llegó por el ímpetu mostrado por Igarki, recién entrado en el campo y que puso en más de un aprieto al equipo ferrolano durante algunos minutos. Pero es que, además, lo que hizo el gol fue devolver al cuadro verde al estado de ansiedad y precipitación en el que vive desde hace unas cuantas semanas y que hace que cada futbolista quiera resolver lo más rápidamente posible y, además, de un modo individual. Por eso, durante unos cuantos minutos, el Racing jugó de manera atolondrada, buscando con mucho corazón, pero sin ninguna cabeza, el tanto que lo devolviese a la situación de ventaja en la que estaba y que lo guiase a la victoria que tanto necesitaba para iniciar su escalada.

La situación se fue complicando más con el paso de los minutos, porque los riesgos que tomaba el Racing en busca de una victoria lo llevaron a dejar más espacios en su zona defensiva y a permitir más llegadas del Sestao River. Así, en este correcalles, el cuadro vizcaíno generó una opción resuelta con un posible penalti que el colegiado asturiano Espiñeira Pello no pitó. E, inmediatamente, una acción similar, pero en el área contraria, sí fue señalada para darle al equipo ferrolano la vida que necesitaba. Penalti a favor de los locales y expulsión para los visitantes que Jonathan, cuando el tiempo reglamentario estaba a punto de cumplirse, acertó a transformar para darla al Racing la victoria que quería para acometer sus planes. Porque, al fin y al cabo, se trata de tres puntos, a pesar de que sean así, de penalti injusto -al menos, dudoso- y en el último minuto. En el fondo, valen lo mismo.


RACING-2 SESTAO-1


Racing Club Ferrol: Sergio Álvarez; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Llamas; Manolo Pérez, Jorge Zafra (Juan Martínez, min. 82); Lamatina (Carlos, min. 54), Corredoira, Nano; y Deus (Bochu, min. 54).

Banquillo: Desenclos, Paco Fernández (portero suplente), Bochu, Carlos y Juan Martínez.

Sestao River Club: Oier; Txejo, Elorriaga, Basagoiti, Larreategi (Igarki, min. 46); Izurza, Gorka Soria; Yartu (Tuto, min. 64), Txomin, Txiki; y Muniozguren (Otiñano, min. 84).

Banquillo: Tuto, Arkaitz (portero suplente), Asís, Igarki y Otiñano.

Árbitro: Julián Espiñeiro Pello (comité asturiano).

Asistentes: Javier Díaz Méndez y Abraham Barbeira Juste (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: Llamas (min. 1), Lamatina (min. 37), Carlos (min. 58), Bochu (min. 60) y Jorge Zafra (min. 79). Sestao River Club: Yartu (min. 63), Txiki (mins. 76 y 87) e Izurza (min. 83).

Tarjetas rojas: Sestao River Club: Txiki (min. 87).

Goles:

1-0 min. 13: Corredoira.

1-1 min. 46: Igarki.

2-1 min. 89: Jonathan, de penalti.

Campo: A Malata.

Entrada: 1.500 espectadores.

www.diariodeferrol.com

domingo, 9 de noviembre de 2008

El Racing veta a la TVG









El Racing Club de Ferrol SAD no permitirá el acceso a las cámaras de la TVG al campo de fútbol de A Malata. Esta decisión del Racing viene motivada por la negativa de la dirección de la TVG de firmar un Convenio con los equipos de 2ª División B de Galicia, a pesar de que a principios de temporada la propia TVG fue la que ofreció firmar un Convenio, y de hecho envió el borrador a los clubes para su posterior firma. El Racing Club de Ferrol en la carta que envió al ente público dice, entre otras cosas, que "como contribuyentes tenemos entendido que la TVG es una TELEVISIÓN PÚBLICA Y AUTONÓMICA, con lo que en su totalidad de "pública y autonómica" conlleva, por lo que no compartimos las razones expuestas por Xoan Manuel García, según publica La Voz de Galicia, de que responde a "la caída de la audiencia del fútbol... y que son productos que no se pueden vender". Finaliza la carta del Racing indicando que "dado que nuestra actividad no interesa a la TVG por "criterios de audiencia", les comunicamos que a partir de esta fecha el RACING CLUB DE FERROL SAD, no permitirá el acceso a las cámaras de la TVG al campo de fútbol de A Malata.

http://www.racingclubferrol.es/

Un punto para Sinisa

Punto sobre el pitido final el conseguido esta jornada por el Bologna. Cuando todo parecía indicar que el encuentro acabaría con una nueva derrota emiliana, Cicinho hizo lo que los jugadores locales no pudieron o no supieron hacer en todo el partido, subir un gol al marcador. Con este punto, el primero de Mihajlovic como entrenador rossoblú, el equipo bolognes se situa (aún en descenso) con siete puntos.



BOLOGNA-ROMA 1-1

BOLOGNA (4-5-1)
Antonioli; Zenoni, Terzi, Moras, Lanna; Adailton (15’ st Marazzina), Marchini (33’ st Coelho), Carrus, Mudingayi, Valiani (37’ st Bernacci); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Britos, Rodriguez, Confalone.
All.: Sinisa Mihajlovic

ROMA (4-4-2)
o Doni (20’ st Artur); Cicinho, Mexes (1’ st Tonetto), Juan, Panucci; Perrotta, De Rossi, Pizarro, Brighi; Totti (41’ st Baptista), Vucinic.
A disp.: Loria, Cassetti, Taddei, Menez.
All.: Luciano Spalletti

Arbitro: sig. Orsato di Schio
Assistenti: Carretta, Carrer
Quarto uomo: Gava

Marcatori: 24’ st Totti (Ro), 46’ st aut. Cicinho (Ro)

Note. Recupero: 1’ pt, 5’ st. Ammoniti: Mudingayi (Bo, 11’ pt), Totti (Ro, 26’, st)

www.bolognafc.it

Tres nuevos puntos

¿Alguien dudaba de mí? (3-0)

El Liverpool volvió al triunfo tras dos partidos y se afirmó como el líder de la Premier. Los dos goles del encuentro fueron convertidos por el experimentado Robbie Keane. Por su parte, Fernando Torres volvió a los campos de juego y en los 20 minutos que jugó, tuvo una discreta actuación.




Por Joaquín Cavanna.-

Liverpool-West Bromwich (3-0).

Por si quedaban algunas dudas sobre el juego del equipo. Por si todavía había quienes pensaban que la mística se estaba perdiendo. Por si se creía que Rafa Benítez estaba equivocado al querer renovar su contrato. Por si Steven Gerrard creyera necesario tener que demostrar que sus virtudes están lejos de la gran pantalla y mucho más cerca de Anfield. El Liverpool le cerró la boca a todo el mundo, volvió a demostrarse implacable y le ganó con suma comodidad a un West Brom que se quedó sin recursos.

El local sabía lo que se jugaba en este duelo. Sabía que estaban apareciendo los rumores sobre su nivel y había que demostrar la entereza. Y vaya si lo hizo...

Hubo un sólo equipo en el campo de juego. Cuando los centrocampistas 'Reds' están bien conectados, generan una postura plenamente ofensiva y resulta muy difícil arrebatarles el balón. Mascherano, criterioso en cada uno de sus quites. Gerrard, fino en cada intervención, mientras que Benayoun y Riera alternaban desbordes por las bandas.

Pero los centrocampistas no estuvieron solos en la formación de las jugadas. La agilidad de Kuyt y la eficacia de Robbie Keane completaban una ecuación a la perfección.










Precisamente el irlandés se fue convirtiendo, de a poco, en el gran hombre del día. A los 34 minutos, Robbie recibió un exquisito pase de Gerrard que pasó entre tres defensas rivales y definió con suma excelencia con la pierna izquierda. Luego, a los 43, volvió a aparecer el goleador, quien supo evitar la trampa de la posición adelantada y tuvo todo el tiempo del mundo para definir a gusto.

El partido se cerró en los primeros 45 minutos, luego hubo lugar para los regresos y para cuidar el cuerpo.

En la segunda etapa, el visitante permanecía inexistente. El Liverpool siguió con el balón en su poder y ya todos esperaban que corrieran los minutos. El hecho destacable ocurrió a los 72 minutos, con el regreso del 'Niño' Torres a los campos de juego, luego de seis partidos que estuvo fuera. El punta español no dispuso de ninguna ocasión certera de gol, aunque creó buenas sociedades con el holandés Kuyt.

El golazo de Alvaro Arbeloa, sobre el final le puso la fresa a la tarta que el Liverpool cocinó durante toda la tarde. La punta tiene dueño, que está más seguro que nunca. Atención, Chelsea!!

www.gosl.com

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Reparto de puntos

Liverpool 1-Atlético 1

Un discutible penalti evita la victoria del Atlético en Anfield
Gerrard marca el gol de la igualada en el minuto 93.
















Un ridículo penalti señalado por el sueco Hansson, a instancias de su asistente, por un presunto derribo de Pernía a Gerrard dio vida a un mal Liverpool y evitó a última hora un histórico triunfo del Atlético en Anfield que le hubiera dado el billete a octavos de final de la Liga de Campeones.

Fue culpa del árbitro, que vio pena máxima en uno de los mil saltos en la disputa de un balón, pero el caso es que al final el Atlético recibió castigo a su conservadurismo durante la segunda mitad, cuando renunció por completo al balón y se dejó dominar de cabo a rabo por un Liverpool que sufre al ataque y echa de menos a Torres. Y Aguirre, en una decisión muy controvertida, dejó al Kun en el banquillo.

Acertado o no, el Vasco demostró tener personalidad. Lo fácil, lo que todo el mundo quería, era sacar a la estrella. Ni por lo más remoto los atléticos deseaban que en el partido soñado, en la gran fiesta de los casi 3.000 hinchas desplazados a la ciudad de los Beatles, el emergente ariete argentino calentara asiento. El estado físico no era esta vez excusa. Jugó el pasado sábado ante el Mallorca tras haber descansado medio tiempo ante el Liverpool en el Calderón, en Orihuela y en Villarreal. A priori, era su día.

Lo que quería el técnico mexicano, que cumplía el primero de sus dos partidos de sanción, era reforzar el centro del campo. Sobre el papel, los de Benítez eran muy superiores en la zona ancha, con Xabi Alonso, Mascherano y Gerrard, apoyados desde las bandas por Kuyt y Riera. Aguirre lo sabía y evitaba darles facilidades. Por eso colocó un trivote con Assunçao, magnífico toda la noche, Raúl García y Maniche, acercó a las bandas a Maxi y Simao y dejó arriba a Forlán, más trabajador que el argentino. El planteamiento era comprensible, por más que dejar a la estrella fuera en el partido más soñado parezca injustificable.

Como Benítez no se caracteriza tampoco por ser un técnico ofensivo, el partido comenzó con los dos equipos mirando más hacia atrás que adelante. La noche se abrió con un susto enorme. Un córner mal defendido y un posible penalti de Raúl García sobre Agger cuando éste podía fusilar. Al filo del cuarto de hora, Robbie Keane recibió un pase largo y medido de Xabi, aprovechó los espacios que le brindó Heitinga y su disparo pareció gol por el efecto óptico. A partir de ahí, empero, el Atlético controló con solvencia la situación hasta el descanso. Entendió que quizá el león no era tan fiero como lo pintaban y se atrevió a irse arriba. Había avisado Simao, en estado de gracia, y marcó Maxi, un centrocampista llegador que malvive sin el gol. El zurdo Antonio López controló con precisión en la derecha, vio el desmarque del argentino, éste avanzó y se la cruzó a Reina. Los atléticos enloquecían en Anfield. Y se olvidaban un rato del Kun.

En la reanudación, los madrileños cometieron el craso error de atrincherarse y dejar hacer al Liverpool, cada vez más precipitado y agarro a los lejanos disparos de Gerrard. La defensa visitante estuvo perfecta pero faltó que sacase el balón jugado y conectase con el centro del campo. Había le sensación de que si era capaz de dar tres pases seguidos, se plantaría de nuevo ante Reina. Pero faltaron más contragolpes y aciertos en la asistencia final. En un par de ocasiones, reclamaron penaltis por manos claras pero quizá involuntarias. También Perea hizo una en su área. El Atlético necesitaba oxígeno. Y al fin salió Agüero, pero en lugar de Forlán. Agüero contra el mundo. Los balones colgados se sucedían por los dominios de Leo Franco. Aguirre tardaba en hacer más cambios. Luis García entró casi al final.

Llegaba el descuento, el penalti hilarante, el empate más triste. El Atlético depende de sí mismo para acabar líder pero no se graduó en Anfield.

Liverpool: Reina, Arbeloa, Carragher, Agger, Fabio Aurelio, Mascherano (lucas Leiva, min. 76), Xabi Alonso, Kuyt, Gerrard, Riera (Babel, min. 61) y Robbie Keane (Ngog, min. 71).

At. Madrid: Leo Franco, Antonio López, Heitinga, Perea, Pernía, Assunçao, Raúl García, Maxi, Maniche, Simao (Luis García, min. 89) y Forlán (Agüero, min. 70).

Árbitro: Martin Hansson (Suecia). Mostró amarilla a Maniche, Pernía, Perea, Heitinga y Agüero.

Goles 0-1, min. 38: Maxi fusila a Reina tras un gran contragolpe. 1-1, min. 94: Gerrard, de penalti.

www.lavozdegalicia.com

domingo, 2 de noviembre de 2008

El objetivo cada vez más lejos

El Racing se atasca en un bucle negativo

Deus fue el gran catalizador del juego directo del Racing, sobre todo durante la segunda parte















JUAN QUIJANO > LEMONA


LEMONA-1 RACING-0

Sociedad Deportiva Lemona: Etxebarrieta; San Pedro, Fran, Pereda, David López; Scifo (Guereñu, min. 43); Amezaga, Alain Aroyo, Gusi, Borja del Rosario (Alain González, min. 80); y Huegun (Uranga, min. 65).

Banquillo: Alain González, Alkalde (portero suplente), Guereñu, Uranga y Asier Butrón.

Racing Club Ferrol: Sergio Álvarez; Pedro Correia, Óliver, San Julián, Llamas (Juan Martínez, min. 88); Manolo Pérez, Jorge Zafra (Gustavo Souto, min. 82); Lamatina, Bochu (Carlos, min. 63), Nano; y Deus.

Banquillo: Jonathan, Paco Fernández (portero suplente), Carlos, Gustavo Souto y Juan Martínez.

Árbitro: Eduardo García Ballesteros (comité riojano).

Asistentes: Óscar Domingo Martínez Tomillo y Juan Borja Guillén San Francisco (comité riojano).

Tarjetas amarillas: Sociedad Deportiva Lemona: Scifo (min. 13), Javier González -entrenador-- (min. 14) y Alain Arroyo (min. 34). Racing Club Ferrol: Bochu (min. 29), Nano (min. 32), San Julián (min. 39) y Lamatina (min. 58).

Gol:

1-0 min. 30: Fran.

Campo: Arlonagusia.

Entrada: 300 espectadores. El Racing vive en un bucle. Un bucle negativo que lo lleva a perder y a no marcar cada vez que juega como visitante. Haga lo que haga, como le pasó ayer contra el Lemona. El equipo ferrolano cosechó esta vez una derrota a domicilio -otra más- por un resultado de 1-0 -otra vez- que repite de una manera parecida la historia vivida contra Barakaldo, Ciudad de Santiago o Real Unión, pero con una pequeña gran diferencia. Si en esos encuentros el cuadro verde apenas generó opciones como para marcar, en esta ocasión dispuso de tantas -dos tiros a los palos incluidos- que no sólo estuvo a punto de empatar, sino que incluso pudo anotarse la victoria. Lo que pasa es que el cuadro verde no acertó a convertir ninguna de ellas, mientras que la otra parte del bucle negativo hizo que encajase, de nuevo, en una acción a balón parado, lo que lo dejó con una derrota que complica aún más su situación en la tabla clasificatoria del grupo I de la Segunda B.

El guión del partido de ayer ya estaba escrito de antemano, porque el estilo de juego del Lemona y las reducidas dimensiones del terreno de juego -sobre todo en lo relativo al ancho- “obligaban” a jugar de manera directa. Por eso, el técnico racinguista, Manolo Sánchez, optó por los actores que mejor se adaptaban a este escenario y apostó por situar a Deus como jugador más adelantado, con la idea de aprovechar su potencial en el juego de espaldas y, así, intentar que alguna de las apariciones de la segunda línea se convertirse en alguna opción de gol. Mientras, en defensa, el equipo ferrolano trató de ser lo más eficaz posible -sobre todo en las acciones a balón parado- y, aunque se llevó un buen susto nada más comenzar el choque en una ocasión que Sergio Álvarez salvó “in extremis”, fue capeando la situación con relativa solvencia.

Con este (esperado) decorado, la acción discurrió de una a otra portería con tanta rapidez como descontrol, con el Racing teniendo algo más de posesión, aunque sin ser capaz de crear peligro ni de tirar ni una sola vez sobre la meta contraria y un Lemona a la espera de que su oportunidad llegase, sobre todo en una acción a balón parado. Y, aunque el equipo ferrolano parecía haberse aplicado en esta faceta, el cuadro vizcaíno encontró a la media hora de juego lo que buscaba en un golpe franco lateral cabeceado a la red por el central Fran. Así, el Lemona se puso en ventaja antes del descanso y pudo dedicarse a ver y a esperar al rival, que era lo que realmente pretendía.

Puede que el recuerdo de las anteriores ocasiones en las que estuvo en desventaja en el marcador llevasen a que el Racing se comportase de manera diferente en la segunda parte. Así, el equipo ferrolano sí tuvo esta vez la presencia cerca de la portería rival de la que había carecido hasta entonces. De hecho, poco a poco fue sitiando a un rival que, mientras que durante la primera parte se defendió con relativa comodidad ante la escasa mordiente del rival, en esta segunda empezó a pasar bastantes apuros para mantener la portería a cero.El cuadro verde comenzó a coleccionar lanzamientos sobre la portería rival -uno de Deus, otro de San Julián y un cabezazo al larguero de Lamatina, entre otros-, pero el balón no quería entrar y la escuadra departamental no pudo alcanzar el empate en el marcador.

Parecía que, después de esta fase de empuje, los mejores momentos racinguistas -o, al menos, los de más presencia cerca de la portería rival- se iban diluyendo poco a poco a medida que se acercaba el final del encuentro. Y es que daba la sensación de que el choque se dirigía al mismo final que en anteriores compromisos a domicilio, pero un último arreón racinguista le hizo estar a un paso de conseguir, al menos, el empate. Así, sus últimos intentos acabaron de embotellar en su área a un rival ya sin capacidad para hacer nada que no fuese defenderse y achicar balones. Por su parte, el Racing incluso disparó otra vez a un palo, pero ayer tampoco era el día para que marcarse y su falta de efectividad supuso otra derrota a domicilio, una más, otro partido como visitante sin marcar, otro más, y una nueva decepción para una escuadra que ve cómo las posiciones a las que quería llegar se van escapando cada vez más.

www.diariodeferrol.com