lunes, 1 de junio de 2009

Objetivo cumplido

Objetivo cumplido en el Dall´Ara. Las cosas se le pusieron de cara al Bologna muy rápido con el gol de Mingazzini que ya hacía imaginar un final de liga más tranquilo de lo que fué la competición en si. Al final, un Bologna que no dió señales de vida durante gran parte de la temporada continuará en Serie A, mientras que el Totino tendrá que participar en la Serie B del futbol italiano. La próxima temporada más y esperemos que mejor para los intereses de este histórico club italiano. Forza Bologna!!!



BOLOGNA-CATANIA 3-1

BOLOGNA (3-5-1-1)
Antonioli; Zenoni, Castellini, Terzi (27’ st Lanna); Valiani, Mutarelli, Mingazzini, Amoroso (31’ st Marchini), Cesar (14’ st Coelho); Osvaldo; Di Vaio.
A disp.: Colombo, Lavecchia, Mudingayi, Volpi.
All.: Giuseppe Papadopulo

CATANIA (4-3-1-2)
Acerbis; Izco, Silvestre, Terlizzi (1’ st Llama), Capuano; Sciacca, Carboni, Tedesco (30’ st D’Amico); Mascara; Martinez (12’ st Falconieri), Morimoto.
A disp.: Kosicky, Silvestri, Stovini, Biagianti.
All.: Walter Zenga

Arbitro: sig. Banti di Livorno
Assistenti: Di Liberatore, Petrella
Quarto uomo: De Marco

Marcatori: 5’ pt Mingazzini (Bo), 26’ pt Terzi (Bo), 5’ st Morimoto (Ca), 23’ st Di Vaio (Bo)

Note. Recupero: 0’ pt, 3’ st. Ammoniti: Mutarelli (Bo, 4’ st), Castellini (Bo, 8’ st)

www.bolognafc.it

lunes, 25 de mayo de 2009

A tres puntos de la permanencia

Ayer se obró un pequeño milagro. Cuando el Bologna acababa el partido con empate a ceros en Verona contra el Chievo los resultados en otros campos no estaban saliendo nada bien. El principal rivál, el Torino, empataba también en casa y le hacía llegar con ventaja a la última jornada. Otro resultado que podía ayudar, en Milán, donde la Roma no debería ganar para llegar con necesidad de puntos a la última jornada, donde se enfrentará con el Toro, vencía por 2 - 3 y hacía pensar a la afición rossoblú en una última jornada medio apañada. Fué en ese instante cuando un cabezazo de Diego Milito en Turín (Torino - Genoa: 2 - 3) sacaba al Bologna del descenso y metía al Torino poniendo todo patas arriba para los turineses. El Bologna, ahora sí, depende de si mismo en la última jornada y no puede fallar en casa contra el Catania.



CHIEVO-BOLOGNA 0-0

CHIEVO (4-3-1-2)
Sorrentino; Frey, Morero, Yepes, Mantovani; Luciano (43’ st Sardo), Rigoni, Marcolini; Pinzi (37’ st Colucci); Pellissier, Bogdani (18’ st Esposito).
A disp.: Squizzi, Mandelli, Bentivoglio, Langella.
All.: Domenico Di Carlo

BOLOGNA (3-5-2)

Antonioli; Moras (30’ pt Cesar), Castellini, Terzi; Zenoni, Mutarelli, Mingazzini, Amoroso (43’ st Confalone), Valiani; Osvaldo (18’ st Adailton), Di Vaio.
A disp.: Colombo, Bassoli, Lavecchia, Coelho, Paonessa.
All.: Giuseppe Papadopulo

Arbitro: sig. Farina di Novi Ligure
Assistenti: Maggiani, Pirondini
Quarto uomo: Gervasoni


Note. Recupero: 2’ pt, 4’ st.

www.bolognafc.it

Se baja el telón

El Liverpool y su despedida ideal (3-1)

El conjunto Red se paseó ante toda la afición de Anfield y derrotó con una clara superioridad al Tottenham en su adiós a la temporada. Fernando Torres convirtió su gol número 50 en el club inglés y los dirigidos por Rafa Bénitez cerraron un año sin títulos, pero con orgullo.












Liverpool-Tottenham Hotspur (3-1)

El Liverpool pudo disfrutar del final de temporada que se merecía. El conjunto Red se despidió ante su gente con una victoria ejemplar. Ante un rival que dio la talla y con la ilusión de que en la próxima temporada se podrá alzar con algún título.

Quedó claro por la respuesta del público. El Liverpool finalizó el año sin levantar ningún trofeo, pero, aún así, maravilló a su afición. Hombres como Fernando Torres, Steven Gerrard o el mismo Dirk Kuyt elevaron su figura de héroes y el desenlace del campeonato se produjo con una inmensa sonrisa.

El mérito será para cada uno de la plantilla y para el mentor Rafa Benítez, que siempre creyó en su idea futbolística, jamás escuchó las críticas sobre su estilo y mantuvo una fidelidad con la plantilla, impecable para un equipo de tal magnitud.

La victoria sobre los Spurs no admitió lugar para las quejas. Se abrió con un nuevo tanto del Niño Fernando Torres, quien aprovechó un pase de Kuyt y luego se dio el lujo de convertir su gol número 50 con la cemiseta Red.

Más tarde, llegó la ampliación de la ventaja, mediante un tiro del extremo holandés que se desvió en los pies de Hutton y desacomodó al pobre portero Gomes.

Por su parte, el descuento de los Spurs tuvo su cuota de polémica, ya que fue convertido por un hombre que había iniciado la temporada como el gran fichaje Red. Se trató de Robbie Keane, que volvió a reforzar su amor por el Tottenham, en su regreso a Anfield.

Antes de llegar al tiempo cumplido, hubo tiempo para que Benayoun decretara el 3-1 final y el Liverpool cerró así un año lleno de alegrías, sin títulos, pero con la confianza de que se persigue el camino correcto.

www.goal.com

lunes, 18 de mayo de 2009

Aún es posible

No se rinde. El Bologna no quiere tirar tan rápido lo que costó recuperar tres años. En el partido de ayer cuando todo se torcía con el empate local y la victoria del Torino en Nápoles, apareció (otra vez) Marco Di Vaio para esta vez, en forma de asistencia, pornerle un balón a Sergio Volpi que este se encargaría de hacer besar las redes de la portería pugliesa. Los jugadores del Lecce acabaron el partido desolados, pues se ven en Serie B, pero tanto los jugadores como la afición local se ven con muchas posibilidades de continuar una temporada más en Serie A.



BOLOGNA-LECCE 2-1


BOLOGNA (3-5-1-1)
Antonioli; Moras, Castellini, Terzi; Zenoni, Mingazzini (21’ st Amoroso), Volpi, Mutarelli (8’ st Marchini), Valiani; Osvaldo (20’ st Marazzina); Di Vaio.
A disp.: Antonioli,Bassoli, Cesar, Coelho.
All.: Giuseppe Papadopulo

LECCE (4-4-2)
Benussi; Polenghi, Fabiano, Schiavi (15’ st Stendardo), Giuliatto; Konan (30’ st Caserta), Giacomazzi, Edinho, Munari (7’ pt Vives); Papadopulos, Tiribocchi.
A disp.: Rosati, Ariatti, Cacia, Castillo.
All.: Luigi De Canio

Arbitro: sig. Orsato di Schio
Assistenti: Niccolai, Papi
Quarto uomo: Valeri

Marcatori: 31’ pt Tirobocchi (Le), 37’ pt Di Vaio (Bo), 49’ st Volpi (Bo)

Note. Recupero: pt, st. Espulso: Papadopulos (Le, 5’ st). Ammoniti: Konan (Le, 15’ pt), Papadopulos (Le, 4’ st), Castellini (Bo, 24’ st)

www.bolognafc.it

domingo, 17 de mayo de 2009

Subcampeones

Liverpool le dijo adiós al WBA (0-2)

El equipo Red se consolidó en el segundo lugar de la clasificación y terminó de sepultar al West Bromwich, que descendió a la Segunda División Inglesa. Steven Gerrard y Dirk Kuyt marcaron los goles, mientras que Xabi Alonso disputó un tiempo, luego de recuperarse de una lesión en el tobillo.
















West Bromwich-Liverpool (0-2)

Sirvió como consuelo. Ha sido un mero ejemplo de la excelente campaña realizada y, quizás, un aviso de lo que podrá venir en la próxima temporada. Ya olvidado de la lucha por el título, el Liverpool volvió a demostrar su contundencia, se afianzó en el segundo lugar de la tabla y ha sentenciado la suerte del West Brom, que se convirtió en el primer descendido la liga inglesa.

El equipo conducido por Rafa Benítez jugó demasiado relajado. Sin la presión de obtener una victoria, se han podido observar los puntos más fuertes que llevaron a los Red a pelearle el título al United hasta el final.

Por eso, el conjunto visitante consiguió la ventaja antes de que se cumpliera la primera media hora y luego se dedicó a controlar el partido, hasta que se presente la oportunidad de sentenciarlo.

La apertura del marcador fue obra, nuevamente, del mejor jugador del año en la Liga. Steven Gerrard, se aprovechó de un ridículo error de Martis, se escapó sólo ante el portero y no tuvo más que recurrir a su gran gama de gestos técnicos para anotar el 1-0.

En la segunda parte, hubo tiempo para que Xabi alonso regresara, después de su lesión en el tobillo de la pierna izquierda y el Liverpool sentenció el resultado ante un WBA que ya se encontraba entregado.

Así, Dirk Kuyt elaboró una espectacular jugada personal y lanzó un derechazo directo al palo izquierdo de Dean Kiely y así terminar de sepultar a los locales en el abismo del descenso.

El Liverpool volvió a ganar y redujo a cuatro puntos la diferencia con el lídes. Sin embargo, el WBA se despedirá el próximo fin de semana de la Premier Leagu y ya comenzará a conecentrarse en el retorno.

www.goal.com

lunes, 11 de mayo de 2009

No hubo milagro

Colorín colorado...



JUAN QUIJANO > FERROL

...este cuento se ha acabado. Y, además, de mala manera. El Racing no jugará la fase de ascenso a la categoría de plata pero es que, además, ni siquiera hizo lo que tenía que hacer para aspirar a ello, que era derrotar al Racing de Santander B y, a partir de ahí esperar los tropiezos de Zamora y Celta B -al final sólo se dio el de este último-. A cambio, cerró una temporada irregular y más que discreta con una sonrojante derrota ante un grupo de chavales ilusionados sazonada por los ingredientes que han caracterizado la campaña: escaso juego, poco espíritu y nula capacidad para sobreponerse a los problemas. Lo mejor será, a partir de ahora, olvidar este desaguisado y pensar ya en la próxima temporada, otra vez en la Segunda B.

Para necesitar la victoria si quería aspirar a jugar la fase de ascenso a la categoría de plata, el Racing no empezó el partido con demasiada ansia. Puede que estuviese influido por el tempranero primer gol del Zamora, que le ponía las cosas un poco más difíciles, pero en realidad su arranque fue insulso en cuanto a intención y su juego, como durante casi toda la temporada, carente de la profundidad e intensidad necesaria como para estar cerca de marcar. Por eso, sólo en las acciones a balón parado que fue capaz de generar -sobre todo saques de esquina-, el equipo ferrolano dio la sensación de que podía complicarle la existencia a su oponente que, de todas maneras, estaba más o menos cómodamente plantado en defensa y demostraba, cada vez que salía a la contra, que podía complicarle la vida a su rival a poco que tuviese un poco más de precisión.

A pesar de todo, el encuentro fue triste y aburrido. Tanto que no se registró un solo tiro entre los tres palos de cualquiera de las dos porterías hasta cerca de la primera media hora del partido y, cuando lo hubo, fue a través de inofensivos intentos desde fuera del área que no estuvieron ni cerca de convertirse en gol. Por eso, la victoria que el Racing perseguía para, al menos, seguir con opciones de clasificación para la fase de ascenso -o, al menos, para concluir la temporada con cierta dignidad- se veía cada vez más lejos. Primero, porque no podía pero, además, porque parecía no querer.


Cambio > El guión de la historia de ayer cambió nada más empezar el segunda período, porque el Racing de Santander B marcó su gol cuando no se había jugado ni un minuto, un tanto que tradujo en el marcador el mayor interés que mostraba ante la impotencia de su rival. Pero en realidad esta diana ni siquiera hizo que el equipo ferrolano reaccionase, ni por fútbol, ni por actitud... ni por espíritu. Sólo las variaciones introducidas por Míchel Alonso -Mathlouthi y Nano entraron en acción en vez de Ouejdide y Juan Martínez- parecían indicar que el cuadro verde mantenía su intención por ganar, aunque en realidad eso no se veía sobre el campo.

Así, poco a poco, en vez de partido -la lucha de dos equipos por una victoria -, lo que se empezó a ver fue el más absoluto vacío. Porque, a pesar de la derrota momentánea -que al principio le dejaba sin posibilidades de colarse en la fase de ascenso pero, después, incluso lo descartaba para la Copa del Rey de la próxima campaña-, el Racing de Ferrol exhibió un juego de encefalograma plano que le hizo parecer un fantasma después del descanso. Ni un solo tiro sobre la portería rival, ni un solo acercamiento peligroso... Nada de nada.

Y, mientras, el filial de su homónimo santanderino, que tenía en sus manos el premio que había venido a buscar a Ferrol y que le evitaba jugar la promoción de permanencia, jugaba con una comodidad que ni en sueños esperaba encontrar. Por eso, los últimos minutos sólo sirvieron para cuantificar hasta dónde llegaba la impotencia del equipo ferrolano y hasta qué punto era capaz de enfadar a la concurrencia que hubo ayer en el estadio de A Malata. Y, como la cosa ya empezaba a ser bastante hiriente, el final del encuentro fue lo mejor que pudo pasar.

El Racing de Ferrol 2008/09 ya es historia. Una mala historia que, además, tuvo un final bastante malo. Ahora se trata de aguardar a que la próxima sea un poco mejor y, por lo menos, que sea de alegría en vez de los pasajes de auténtico terror que en realidad se vio a lo largo de esta temporada.






RACING 0 SANTANDER B 1


Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Manuel, Óliver, Adjamossi; Manolo Pérez, Cami; Lamatina (Corredoira, min. 69), Juan Martínez (Nano, min. 55), Carlos; y Ouejdide (Mathlouthi, min. 55).

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), David Franch, Corredoira, Mathlouthi y Nano.

Real Racing Club de Santander B: Pablo; Gonzalo, Picón, Osmar, Juanlu; Dani, Mario; Luisma (Juan, min. 84), Adri (Neira, min. 92), Pastor (Juan, min. 79); y Berrocal.

Banquillo: Óscar (portero suplente), Neira, Nando, Juan y Róber.

Árbitro: Eduardo Moro Sánchez (comité asturiano).

Asistentes: Jorge Guerra López y Juan Carlos Toyos Acosta (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: Pedro Correia (min. 19), Manolo Pérez (min. 43) y Mathlouthi (min. 84).

Gol:

0-1 min. 46: Berrocal.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.500 espectadores.


www.diariodeferrol.com

Un hilo de vida

Empate del Bologna en Turín frente al Torino. El equipo rossoblú sigue en descenso, a un sólo punto del Toro, pero con un calendario más asequible que los turineses. Sólo queda confiar en que el equipo felsineo sea capaz de dar el nivél frente a rivales en los que en teoría debería ganar (al menos los dos de casa, Lecce y Catania).



TORINO-BOLOGNA 1-1


TORINO (3-4-1-2)
Calderoni; Franceschini, Natali, Pisano; Colombo, Dzemaili, Barone (31’ st Diana), Rubin; Rosina (32' st Gasbarroni); Stellone (15’ st Vailatti), Bianchi.
A disp.: Fontana, Rivalta, Pratali, Abate.
All.: Giancarlo Camolese

BOLOGNA (3-5-1-1)

Antonioli; Castellini, Moras, Terzi; Zenoni, Mudingayi (19’ st Osvaldo), Volpi, Casarini (13’ pt Amoroso), Valiani; Coelho (13’ st Marchini); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Confalone, Adailton, Marazzina.
All.: Giuseppe Papadopulo

Arbitro: sig. Morganti di Ascoli Piceno
Assistenti: Rossomando, Lanciano
Quarto uomo: Gervasoni

Marcatori: 37’ pt Rosina (To, rig), 41’ st Di Vaio (Bo, rig)


Note. Recupero: 2’ pt, 5’ st. Ammoniti: Valiani (Bo, 31’ st), Amoroso (Bo, 38’ pt), Mudingayi (Bo, 40’ pt), Stellone (To, 40’ pt), Castellini (Bo, 20’ st), Bianchi (To, 25’ st), Volpi (Bo, 30’ st).

www.bolognafc.it
El Liverpool golea y mantiene vivo el misterio (0-3)

El conjunto Red se impuso sobre un desconocido West Ham y así alcanzó la línea del Manchester United, que mañana chocará en el derbi de ciudad con el City y el miércoles recuperará el partido postergado ante el Wigan. Dos goles de Gerrard y uno de Babel sirvieron para celebrar la fiesta del conjunto de Merseyside.















Por Joaquín Cavanna.-

West Ham-Liverpool (0-3)

El Manchester United podrá haberse clasificado a la final de la Champions League. También tendrá la posibilidad de celebrar cuatro títulos en una misma temporada. Pero en la búsqueda del trono de la Premier habrá un obstaculo que nunca se dará por vencido.

El Liverpool está convencido en su juego y dará pelea hasta la última jornada. A falta de dos jornadas y con dos partidos más, el equipo Red ha alcanzado la línea de los Devils, que mañana chocarán contra el City y el próximo miércoles recuperarán el partido postergado ante el Wigan.

Así, los dirigidos por Rafa Benítez apenas le dieron opciones a un Wigan que soñaba con clasificarse a la próxima edición de la Copa UEFA. Con una nueva brillante actuación del recuperado Steven Gerrard, el equipo de Merseyside mantiene el acecho sobre el campeón defensor y estira el suspenso de la definición del certamen.

El primer gol de la tarde apareció recién a los 90 segundos de juego. Fernando Torres dominó el balón apenas superada la mitad del campo de juego y envió un pase preciso a la llegada de Gerrard, quien no dudó al regatear al portero y luego definió en soledad. La combinación entre ambos astros modificó sus roles, pero se mantuvo intacta.

El segundo gol apareció poco antes de descanso. El 'Niño' recibió una falta de Boa Morte, dentro del área y provocó un penalti a su favor. Poco después, Gerrard enviaría el disparo a las manos de Green, pero aprovecharía el rebote y ampliaría la ventaja.

Así, el complemento se disputó con el marcador totalmente definido. Apenas hubo tiempo para un gol del siempre esforzado Ryan Babel, quien aprovechó un nuevo rebote del portero y evidenció la siesta que dormía toda la defensa Hammer. Diego Tristán apenas dispuso de algunas oportunidades, pero la diferencia entre ambos equipos fue abismal.

El Liverpool alcanzó la cima de la Premier y ahora se sentará a esperar una ayuda del City y del Wigan. La próxima jornada le encontrará con la misma cantidad de partidos que el United y así podrá saber dónde está parado. Por su parte, el West Ham permitió que el Everton se asegure un lugar en la próxima Copa UEFA.

www.goal.com

lunes, 4 de mayo de 2009

De verguenza, otro año en el pozo



JUAN QUIJANO > ABEGONDO

No podía escoger el Racing un peor momento para dar la de arena. Había hecho lo más difícil -colarse entre las cuatro primeras plazas de la tabla clasificatoria del grupo I de la Segunda B- y dependía sólo de sí mismo para clasificarse para la promoción, pero la derrota que sufrió ayer ante el Deportivo B lo deja sin todo eso. Por eso, más que por lo abultado de la derrota, por ser ante el rival con el que más rivalidad hay o porque el filial deportivista ya estuviese casi descendidio -paradojas del destino, ahora es la esperanza racinguista-, lo peor es que el cuadro verde ha perdido el control de la situación que tenía. Depende de otros y tendrá que esperar que la suerte vuelve a acompañarlo para acabar metiéndose en la lucha por el retorno a la categoría perdida hace un año.

El inicial ímpetu que mostró el Deportivo B propició que buscase la meta contraria más que su rival en los primeros minutos del partido. No de una manera demasiado ostensible, pero sí apoyado en la facilidad con la que Iván Pérez jugó próximo al área racinguista, lo que llevó a que el equipo ferrolano estuviese muy pertrechado en sus dominios, demasiado lejos de la portería contraria como para intentar entablar una contra que le permitiese marcar. Por eso, aunque el filial herculino sólo creaba más incertidumbre que peligro, su rival ni siquiera era capaz de generar intranquilidad al contrario.

A medida que pasaban los minutos, los escasos momentos de tensión que ya tenía el encuentro fueron siendo cada vez menos. El juego del Deportivo B fue poco a poco bajando de revoluciones, según Iván Pérez, su principal referente, aparecía menos sobre el terreno de juego. Mientras su rival, aunque intentó estirarse en busca de la portería contraria, no lo hizo con demasiada claridad, sino de una manera timorata. De hecho, ofrecía la sensación de que quería dejarlo todo para la segunda parte del encuentro. Por eso, no consiguió plantarse ante la portería rival en una situación mínimamente favorable para sus intereses.


Adelante > El mismo ímpetu que el Deportivo B había mostrado al comienzo de la primera parte fue el que exhibió el Racing en los primeros instantes de la segunda. Porque ahora su presión se producía más cerca de la portería contraria, las recuperaciones de balón también y el partido, que en la primera parte se había jugado casi siempre en terreno de juego racinguista, lo empezó a hacer ahora mayoritariamente en campo deportivista. Sin embargo, este empuje se quedó sólo en eso, nada más, porque lo que no fue capaz de generar fueron opciones para marcar, ponerse por delante en el marcador y, así, situarse un poco más cerca de la fase de ascenso.

De hecho, y cuando mejor pintaba el partido para el Racing, una acción que parecía inofensiva lo cambió todo completamente. Fue cuando Iván Pérez recogió una pelota suelta en el centro del campo y se sacó de la manga un lanzamiento que puso por delante en el marcador al Deportivo B. Y ahí se empezó a acabar el equipo ferrolano. Porque, aunque intentó reponerse del golpe lo más rápidamente posible, en poco tiempo recibió el mazazo de la expulsión de Llamas, que dejó al cuadro verde en inferioridad numérica de cara a los últimos veinte minutos para hacer más difícil aún la misión de, al menos, rescatar un punto que le hiciese seguir dependiendo de sí mismo para la última jornada.

Y, aunque un disparo al larguero de Manolo Pérez desde la frontal del área pareció recordar que el Racing no se iba a dar por vencido, el segundo tanto del filial deportivista, que llegó al poco, acabó con todas sus posibilidades. De hecho, a partir de ahí el equipo ferrolano ya se sabía perdedor y, sobre todo, era consciente de que ya no iba a depender de sí mismo para acabar la liga regular en la cuarta plaza y clasificarse para la fase de ascenso. Para colmo, el tercer tanto deportivista, con el tiempo reglamentario ya prácticamente cumplido y el cuadro verde “roto”, aumentó todavía más el castigo.

Ahora, el Racing tendrá que esperar a que la próxima semana se dé una carambola (otra más en esta temporada de locura) para recuperar lo que tenía al alcance de la mano y que, más que no saber mantener, dejó esccapar.


Real Club Deportivo de La Coruña B: 3 Manu; Seoane, Rochela, Juanan, Arturo; Juan Domínguez, Momar; Dani (Chirri, min. 46), Iván Pérez (Nacho Matador, min. 77), Guille; y Aridane (Hugo, min. 63).

Banquillo: Marcos Caridad, Marcos Valín (portero suplente), Nacho Matador, Chirri y Hugo.

Racing Club Ferrol: 0 Reguero; Pedro Correia, Jonathan, Manuel, Llamas; Cami (Manolo Pérez, min. 57), Óliver; Carlos (David Franch, min. 80), Juan Martínez (Corredoira, min. 66), Nano; y Ouejdide.

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), David Franch, Corredoira, Adjamossi y Manolo Pérez.

Árbitro: Díaz Arias (comité cántabro).

Asistentes: García Pozuelos y López Toja (comité cántabro).

Tarjetas amarillas: Real Club Deportivo de La Coruña B: Seoane (min. 42), Momar (min. 48), Juan Domínguez (min. 63) y Arturo (min. 81). Racing Club Ferrol: Llamas (mins. 46 y 71), Jonathan (min. 76) y Míchel Alonso -entrenador- (min. 77).

Tarjetas rojas: Racing Club Ferrol: Llamas (min. 71).

Goles:

1-0 min. 68: Iván Pérez.

2-0 min. 82: Chirri.

3-0 min. 87: Guille.

Campo: El Mundo del Fútbol.

Entrada: 1.000 espectadores.

Incidencias: En los prolegómenos del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de José Luis Vara, ex futbolista del Real Club Deportivo de La Coruña y ex entrenador del Racing Club Ferrol.

www.diariodeferrol.com

Se sigue complicando la vida



BOLOGNA-REGGINA 1-2

BOLOGNA (4-4-1-1)
Colombo; Zenoni, Moras, Terzi, Belleri; Mutarelli, Mudingayi (6’ st Osvaldo), Mingazzini, Valiani (38’ st Marazzina); Adailton (14’ st Coelho); Di Vaio.
A disp.: Antonioli, Castellini, Lanna, Rodriguez.
All.: Giuseppe Papadopulo

REGGINA (3-5-2)
Puggioni; Lanzaro (33’ pt Cirillo), Valdez, Santos; Adejo, Carmona, Barreto, Barillà, Costa (26’ st Hallfredsson); Brienza, Ceravolo (17’ st Vigiani).
A disp.: Marino, Cozza, Viola, Corradi.
All.: Nevio Orlandi

Arbitro: sig. Rocchi di Firenze
Assistenti: Stefani, Faverani
Quarto uomo: Stefanini

Marcatori: 40’ pt Brienza (Re), 1’ st Barreto (Re), 42’ st Moras (Bo)

Note. Recupero: 2’ pt, 5’ st. Ammoniti: Mudingayi (Bo, 15’ pt), Mutarelli (Bo, 34’ pt), Zenoni (Bo, 5’ st), Costa (Re, 15’ st), Mingazzini (Bo, 18’ st), Carmona (Re), Vigiani (Re, 43’ st)

www.bolognafc.it

No tira la toalla

El Liverpool se floreó aún sin Torres (3-0)

El equipo de Anfield goleó al Newcastle y recuperó la distancia de tres puntos respecto al líder Manchester United. Ante la ausencia del 'Niño', los autores de los goles fueron Kuyt, Benayoun y Lucas Leiva.













Liverpool-Newcastle (3-0)

El conjunto Red está empecinado en postergar los festejos del United. La ilusión por conseguir el título de la Premier después de casi 20 años es tan fuerte, que los de Anfield supieron efectuar un partido brillante, pese a la ausencia de Fernando Torres, y se mantienen tres puntos por debajo del líder.

Al igual que sucedió en el duelo de ida, el Liverpool fue demasiado superior a un Newcastle cada vez más comprometido con el fantasma del descenso. Desde la velocidad en los traslados, ante la confianza para llevarse las de ganar en las jugadas divididas, los dueños de casa aplastaron cualquier esperanza de hazaña de su rival.

De tal modo, la apertura del marcador se vivió recién a los 22 minutos. El regresado Gerrard desestimó cualquier molestia en la ingle y aprovechó dos despejes fallido de Viduka y Bassong, para cederle el esférico a Kuyt. Luego el holandés buscó la cabeza de Benayoun, para que el centrocampista decretara el merecido 1-0.

Una vez abierta la cuenta, se hizo algo inevitable la llegada de los goles restantes. Gerrard vio el desmarque de Kuyt dentro del área y le envió un centro milimétrico. Así, el holandés se disfrazó de Torres y efectuó una definición precisa.

El Newcastle nunca pudo reaccionar ante la desventaja. Así, evidenció una crisis futbolística demasiado preocupante, si sus objetivos son los de quedarse en la Premier.

Por eso, Lucas Leiva, que había salido al campo en la segunda parte, selló el duelo en los minutos finales gracias a un fuerte cabezazo, luego de un centro de Fabio Aurelio.

www.goal.com

lunes, 27 de abril de 2009

Uno a cero y para dentro

Ganar, una cuestión de fe



JUAN QUIJANO > FERROL

Es un poco de fe, de confianza en sus posibilidades, de sacrificio en favor del grupo, de estar en el lugar adecuado en el instante preciso, de suerte... La combinación de todos estos ingredientes deparó ayer una escena ya vista no hace demasiado tiempo en A Malata, la de un equipo que se acerca a su objetivo de jugar la fase de ascenso a la categoría de plata después de una temporada irregular y más bien discreta. Tras derrotar al Pontevedra, y gracias al empate con el que Zamora y Celta B saldaron su enfrentamiento , el equipo ferrolano debará refrendar en las dos siguientes jornadas el “milagro” que se inició ayer para solventar la temporada con el premio mínimo que se le solicitaba.

El de ayer era un partido decisivo, porque tanto al Racing como, sobre todo, al Pontevedra no les valía otra cosa que no fuese ganar. Pero el conjunto granate pareció asumir mejor esa responsabilidad y, desde el principio, mostró su intención de apurar al máximo sus posibilidades. En cambio, los nervios y la descolocación que el cuadro verde exhibió en los primeros minutos motivaron que el conjunto visitante dominase inicialmente la situación. El juego directo de ambas escuadras se resolvía con un conjunto visitante que se hacía casi siempre con las segundas jugadas y eso le permitió al cuadro de José Aurelio Gay plantarse con relativa sencillez ante la portería racinguista, pero sin la efectividad necesaria para que sus oportunidades -tiros lejanos, casi siempre- encontrasen el premio del gol.

En el ecuador de la primera mitad, el Racing pareció desperezarse del dominio que ejercía el Pontevedra, aunque el equipo ferrolano no logró tener presencia ante la meta contraria -casi virgen durante la primera parte-. Sin embargo, los últimos minutos del primer acto fueron nuevamente de agobio para el cuadro verde. De hecho, el grupo local contuvo como pudo las tentativas de un rival más implicado en conseguir la victoria, el único resultado que le valía, y que estuvo cerca de alcanzar momentáneamente. Pero sus intentos se empezaron a topar con las intervenciones del portero Reguero, erigido en salvador racinguistas poco antes de llegarse al descanso. Y es que, en realidad, el pitido final fue la mejor noticia que encontró el conjunto departamental en esta primera parte.


Cambio > La apuesta por adelantar a Óliver -acompañó a Cami en el centro del campo- en la segunda parte mejoró un poco el aspecto del Racing, pero la necesidad de ambos equipos -sobre todo el Pontevedra- por ganar hizo que el partido se empezase a descontrolar. Así, el cuadro granate mantenía su apuesta ofensiva, pero también empezaba a tener que asumir más riesgo en busca del gol, lo que hacía que pasase algunos problemas más de los necesarios que el cuadro verde, aunque por lo general no tenía precisión, sí podía aprovechar a poco que estuviese lúcido en alguna ocasión.

Precisamente, una de estas situaciones fue la que decidió el encuentro. Fue justo después de que el Pontevedra disfrutase, tal vez, de su opción más clara de todo el partido, un doble remate de Charles salvado de manera milagrosa por Reguero. Sin embargo, en la contra inmediatamente posterior, Nano resolvió con una mezcla de calidad y suerte la acción más evidente que había tenido el equipo ferrolano en todo el partido para hacer lo más difícil, poner en ventaja en el marcador al conjunto verde, que prácticamente no había tenido presencia cerca de la meta rival hasta ese momento.

Con el Racing en ventaja en el marcador, el Pontevedra pareció bajar sus prestaciones. Por eso sus intentos, aunque persistentes, ya fueron algo más precipitados. En cambio, el equipo ferrolano se encontraba algo más cómodo sobre el terreno de juego, pero lastrado por los problemas físicos que afectaron -lo llevan haciendo bastantes semanas- a varios de sus futbolistas. Por eso, el tramo final del partido apeló a la heroica, con un equipo buscando a la desesperada el tanto que le diese, al menos, el empate y otro intentando mantener lo que tenía entre sus manos. Ahí es donde entró en juego la fe que caracteriza al Racing en este tipo de situaciones y que lo llevó a conservar la victoria que lo acerca al objetivo. Ahora, una vez hecho lo más difícil, no puede fallar.




RACING 1 PONTEVEDRA 0


Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Llamas; Cami, David Franch (Manuel, min. 46); Lamatina (Adjamossi, min, 73), Juan Martínez, Nano; y Ouejdide (Permuy, min. 90).

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), Adjamossi, Manuel, Marcos Álvarez y Permuy.

Pontevedra Club de Fútbol: Saizar; Ormazabal, Jorge Rodríguez (Jonay Hernández, min. 80), Vázquez, Bermudo; Danilson, Nené (Turiel, min. 73); Xavi Moré (Guimeráns, min. 80), Gato, Yuri; y Charles.

Banquillo: Turiel, Jonay Hernández, Pelegrina, Guimeráns y Saavedra (portero suplente).

Árbitro: José Luis Corral García (comité gallego).

Asistentes: José Eliseo Piñeiro Arias y Javier Pérez Prado (comité gallego).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: David Franch (min. 4), Llamas (min. 43), Jonathan (min. 92) y Reguero (min. 93). Pontevedra Club de Fútbol: Ormazabal (min. 74) y Saizar (min. 86).

Tarjetas rojas: Pontevedra Club de Fútbol: José Aurelio Gay -entrenador- (min. 87).

Gol:

1-0 min. 68: Nano.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.500 espectadores.


www.diariodeferrol.com

Tres puntos vitales

Los de ayer son tres puntos muy importantes pese a seguir en descenso. La próxima semana visitará Bologna el colista, la Reggina, y ya queda menos para el importatísimo partidos en Turín contra el Torino.



PALERMO-BOLOGNA 4-1

PALERMO (3-5-2)

Amelia; Kjaer, Carrozzieri (28’ st Morganella), Bovo; Cassani, Migliaccio, Liverani, Tedesco (12’ st Hernandez), Balzaretti; Cavani, Succi (20’ st Savini).
A disp.: Ujkani, Misuraca, Mchedlidze, Miccoli.
All.: Davide Ballardini

BOLOGNA (3-5-2)

Colombo; Belleri (1’ st Marchini), Moras, Terzi; Zenoni, Mudingayi, Volpi, Amoroso (14’ st Adailton), Valiani; Marazzina (1’ st Osvaldo), Di Vaio.
A disp.: Colombo, Lanna, Mingazzini, Mutarelli.
All.: Giuseppe Papadopulo

Arbitro: sig. Brighi di Cesena
Assistenti: Liberti, Viazzi
Quarto uomo: Ciampi

Marcatori: 6’ pt aut. Belleri (Bo), 45’ pt Kjaer (Pa), 18’ st Succi (Pa), 40’ st Di Vaio (Bo), 48’ st Cavani (Pa)


Note. Recupero: 1’ pt, 4’ st. Espulso: Volpi (Bo, 32’ st) Ammoniti: Mudingayi (Bo, 46’ st), Zenoni (Bo, 13’ st), Volpi (Bo, 18’ st), Balzaretti (Pa, 26’ st), Osvaldo (Bo, 35’ st), Kjaer (Pa, 43’ st)

www.bolognafc.it

Sigue cumpliendo

Liverpool cumplió y espera la ayuda de los Spurs (1-3)

El conjunto Red no tuvo problemas para derrotar al Hull de visitante y ahora aguarda por una mano del Tottenham, que más tarde chocará con el United. Kuyt, con un doblete, y Xabi Alonso anotaron para el equipo de Anfield.















Hull City-Liverpool (1-3)

El Liverpool ha cumplido con sus deberes. Luego de la heroica igualdad sobre la hora ante el Arsenal y de haber visto cómo el Manchester United se alejaba un poco más en el camino hacia el título, el equipo conducido por Rafa Benítez eliminó cualquier esperanza de sorpresa y derrotó al Hull casi sin despeinarse.

De este modo, los de Anfield alcanzaron la línea de los líderes, pero aún disputaron dos partidos más que los Devils, que completarán la jornada más tarde ante el Tottenham.

Desde el primer minuto, la visita se convirtió en el protagonista del encuentro. Con un gran juego colectivo en el centro, capaz de dejar en el olvido por momentos la ausencia de Steven Gerrard y con un Dirk Kuyt muy aceitado, los Reds lograron ponerse en ventaja antes de que llegara el descanso y luego manejaron el ritmo de la segunda parte.

Antes de que se cumpliera la primera mitad, el Liverpool abrió el marcador. Xabi Alonso lanzó un tiro libre directo a la barrera, pero tuvo su revancha en el rebote, ya que sacó una volea fulminante que se coló en el palo izquierdo del portero.

En el segundo tiempo se fue expulsado Folan y a los pocos minutos, el holandés Kuyt amplió la ventaja. El holandés definió con un disparo desde dentro del área y todo el equipo local salió a quejarse por una supuesta mano previa de Lucas Leiva.

Así y todo, el Hull tuvo su recompensa cuando faltaban poco menos de 20 minutos. Geovanni recibió un centro bajo desde la izquierda y aprovechó una siesta del argentino Emiliano Insúa para empujar el balón hacia la red.

Poco después, Fernando Torres estrellaría un cabezazo en el horizontal y el extremo holandés decretaría el 3-1 final, cuando restaban pocos minutos para el final del encuentro.

El Liverpool cumplió y mantiene su sueño de título, ¿pinchará el United?

www.goal.com

jueves, 23 de abril de 2009

La Premier se aleja

Ni el póquer de Arshavin pudo con el Liverpool (4-4)

El ruso convirtió los cuatro goles del Arsenal, pero el conjunto Red aún pudo mantener su invicto en Anfield en la liga inglesa. Fernando Torres anotó dos tantos de su equipo, que ahora alcanzó la línea del Manchester United pero cuenta con dos partidos jugados más que los de Ferguson. El fútbol inglés vivió otra fiesta. Simplemente gracias.















Liverpool-Arsenal (4-4)

El Liverpool ya acostumbra a las fiestas futbolísticas. Desde aquel 4-4 con el Chelsea en los cuartos de final de la Champions League hasta esta noche, ha demostrado ser un equipo con capacidad de reacción ante la adversidad y, a pesar del resultado, protagonizó una fiesta junto a otro gigante inglés.

Esta vez, más que un equipo competitivo, el conjunto de Anfield tuvo enfrente a un hombre capaz de hacerle vivir la peor de sus pesadillas. Anderi Arshavin fue la figura estelar de la noche. Convirtió los cuatro goles de su equipo y no pudo cerrar la noche perfecta con una victoria por el simple hecho de que los rivales acostumbran a hazañas.

La primera media hora de juego estuvo signada por el estudio constante entre ambos equipos. El Arsenal arriesgaba un poco más, pero las llegadas no eran demasiado concretas. Por momentos Fernando Torres se sentía demasiado sólo en la ofensiva Red, mientras que Nasri no lograba romper el cerrojo rival por su banda.

Hasta que a los 40 minutos apareció el primer error grosero del Liverpool que aprovechó el conjunto Gunner. Javier Mascherano perdió el balón dentro de su propia área. Luego Cesc y Nasri elaboraron una deliciosa pared que terminó con un centro bajo del español a la llegada de Arshavin. El ruso definió al centro de la portería y celebró con el pedido de silencio a todo Anfield.

Aún así, los locales reaccionaron en los primeros minutos del complemento. Dirk Kuyt recogió el balón sobre la derecha y envió un centro directo a la cabeza de Fernando Torres, para que el punta cabeceara cruzado y dejara sin opciones a Fabianski.

Encima, a los siete minutos, el conjunto Red revirtió el resultado. Benayoun recibió un nuevo centro desde la derecha y con un cabezazo peleado junto a Sagna, envió el balón suave para que el portero Gunner despejara con los puños, una vez que el esférico haya pasado la línea.

Pero todavía quedaba más repertorio del ruso. Arshavin sabía que era su noche y esta vez aprovechó una falla de Arbeloa para disparar con fuerza al palo izquierdo de Reina e igualar el duelo. Tres minutos después, el ex Zenit se encargaría de recuperar la ventaja para la visita cuando capitalizó un despeje fallido de Carragher y definió con un derechazo firme por lo bajo.

La reacción de los comandados por Rafa Benítez no tardó en aparecer. Fue a falta de 18 minutos que Fernando Torres exhibió toda su categoría al dominar el balón de espaldas a la portería y definir con un derechazo a pie abierto. Llegaba el 3-3 vibrante y el resultado final se mantenía incierto.

Así, hubo que esperar hasta el tiempo de descuento para las nuevas emociones. Cuando se disputaba el primer minuto añadido, el Liverpool dispuso de un tiro de esquina, pero descuidó tanto la defensa que Walcott inició una contra letal con desenlace en el cuarto gol de Arshavin en la noche. El ruso fue el gran héroe de la velada y parecía responsabilizarse de la primera derrota Red en casa.

Sin embargo, a los 93' apareció nuevamente Benayoun para hacerse cargo de un balón perdido en el centro del área Gunner y envió el balón a la red con un preciso cabezazo.

Fue un 4-4 final, con el brillo absoluto de un Arshavin magistral y la reacción constante de un Liverpool con hambre de gloria, pero complicado en su ambición de título. Señores, el fútbol está agradecido.

www.goal.com

lunes, 20 de abril de 2009

Con vida despues de Barreiro

Un punto que vale mucho

JUAN QUIJANO > VIGO

Para saber si un punto a domicilio es bueno hay que evaluar todas las circunstancias que lo rodean. Ayer, el Racing consiguió eso, un empate, en su enfrentamiento en Vigo ante el Celta B. Fue el resultado con el que se resolvió un partido en el que el equipo vigués expuso más para conseguir la victoria, mientras que el ferrolano se mostró tan sólido en la faceta defensiva como ausente en ataque. Y, de entrada, el punto no supo del todo mal. Pero, después de vistos los resultados del resto de la jornada, en realidad es bueno, bastante bueno. Ahora, hace falta refrendarlo -habría que hacer igual aunque se hubiese ganado- en las tres próximas jornadas, las últimas de la fase regular, en las que el cuadro verde confía en asegurarse un lugar en la fase de ascenso a la categoría de plata, algo para la que debe ganar (casi) todas sus citas.

Sobre el campo de Barreiro jugaron ayer dos de los mejores cuadros del grupo I de la Segunda B, Celta B y Racing, en busca de una victoria que les hiciese aumentar sus posibilidades de acabar la fase regular entre los cuatro primeros de la tabla y luchar así por el ascenso a la categoría de plata. Por eso, el encuentro se jugó, desde el primer minuto, de poder a poder. El equipo vigués, eso sí, fue el que empezó teniendo más protagonismo, apoyado en su calidad técnica y sus ganas de combinar, aunque el cuadro verde, bien asentado en su parcela defensiva, esperaba sin problemas los intentos de su rival que, aunque se acercaba más a la portería contraria, apenas era capaz de generar auténtico peligro.

El encuentro, más encorsetado al principio, se fue abriendo con el paso de los minutos porque, superado sin sobresaltos el tramo inicial del partido, el Racing empezó a jugar más adelante. Por eso, la apuesta del Celta B por la combinación hizo que, en algunas ocasiones, también le hiciese llevarse algún susto cuando su rival conseguía recuperar la pelota cerca de la portería contraria que, sin embargo, no fue capaz de canalizar de una manera acertada. Y es que los mejores minutos del conjunto departamental -al menos, los de más presencia ofensiva- llegaron a partir del ecuador de esta primera parte, cuando el grupo olívico, poco a poco, se fue desorganizando para dejar más huecos. De todas maneras, como el Racing no fue capaz de llegar cerca de la meta local en buena disposición, todo quedó por resolverse para la segunda parte del encuentro.


Insistencia > Igual que al principio del partido el Celta B llevó el peso del juego, el guión se repitió en los primeros compases de la segunda, porque el equipo vigués demostró tener, además de sus ganas por combinar, más velocidad y frescura. Por eso, esta vez su mayor control se tradujo en mayor presencia cerca de los dominios de un Racing que, de manera paulatina, fue quedándose sin el centro del campo. Además, la posesión del filial céltico llegaba ahora más cerca de la portería racinguista y eso le permitió fabricar con más frecuencia acciones de apuro para su rival. Sin embargo, su creatividad se acababa en el momento del remate, porque las ocasiones que tuvo se encontraron siempre con una definición mala o, por lo menos, sin demasiado acierto.

Los cambios introducidos en el ecuador de la segunda mitad refrescaron la presencia del Racing y lo sacaron del momento de apuro que estaba pasando. Además, le dieron -gracias sobre todo a la entrada de David Franch en vez de un agotado Cami- la solidez que le había faltado al principio de este segundo acto. Así, el partido se igualó y el cuadro verde, al menos, dejó de pasar tantos problemas como minutos antes, pero sus intentos por acercarse a la portería contraria fueron escasos y, cada vez que los hubo -Lamatina no resolvió bien una colada por la derecha en la mejor oportunidad racinguista-, no encontraron la definición que era adecuada.

De esta manera, a medida que se acercaba el final del partido y el empate sin goles seguía siendo el marcador, ambos equipos se enzarzaron en un ir y venir continuo hacia las dos porterías que deparó casi todas las opciones que antes no se habían generado. Fue el Celta B quien más expuso en este tramo final en busca del gol de la victoria, pero entre que la defensa y el portero racinguistas se mostraron sólidos -unas veces- y que los delanteros locales no estuvieron demasiado afortunados -otras-, el marcador ya no se movió. Enfrente, el Racing también tuvo la intención de ganar, pero no tuvo la llegada precisa para conseguir del partido más que un punto, que sigue manteniendo sus opciones a clasificarse para la fase de ascenso a la Segunda A pero que convierte el próximo encuentro, ante el Pontevedra, en el más importante -si no lo era ya- en sus aspiraciones.



CELTA B 0 RACING 0


Real Club Celta de Vigo B: Yoel; Campillo, Richi Álvarez, Túñez, Richi Hidalgo (Cristian, min. 90); Candela, Pepe Aicart; Chupe, Iago Aspas (Aitor, min. 84), Pedro (Joselu, min. 68) y Oriol Riera.

Banquillo: Guardado, José Ramón (portero suplente), Cristian, Aitor y Joselu.

Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Jonathan, Óliver (Manuel, min. 75), Llamas; Manolo Pérez, Cami (David Franch, min. 69); Lamatina, Juan Martínez, Carlos; y Ouejdide (Mathlouthi, min. 66).

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), David Franch, Adjamossi, Manuel y Mathlouthi.

Árbitro: Borja Bilbao Vizcaíno (comité gallego).

Asistentes: José Óscar Fernández Rivas y José Luis Fraga Torres (comité gallego).

Tarjetas amarillas: Real Club Celta de Vigo B: Candela (min. 16) y Chupe (min. 46). Racing Club Ferrol: Pedro Correia (min. 35), Míchel Alonso -entrenador- (min. 42), Manolo Pérez (min. 62) y Llamas (min. 89).

Campo: Barreiro.

Entrada: 1.000 espectadores.

www.diariodeferrol.com

Se empeñan en descender

No da visos de mejora este Bologna que la pasada semana cambiaba de entrenador. Parece como si el equipo rossoblú se hubiera rendido y se dejara ir hacia la Serie B sin oponer resistencia. Próximo partido en el Dall´Ara contra un muy buen Genoa que tratará de seguir defendiendo sus posibilidades de Champions.



PALERMO-BOLOGNA 4-1

PALERMO (3-5-2)
Amelia; Kjaer, Carrozzieri (28’ st Morganella), Bovo; Cassani, Migliaccio, Liverani, Tedesco (12’ st Hernandez), Balzaretti; Cavani, Succi (20’ st Savini).
A disp.: Ujkani, Misuraca, Mchedlidze, Miccoli.
All.: Davide Ballardini

BOLOGNA (3-5-2)

Colombo; Belleri (1’ st Marchini), Moras, Terzi; Zenoni, Mudingayi, Volpi, Amoroso (14’ st Adailton), Valiani; Marazzina (1’ st Osvaldo), Di Vaio.
A disp.: Colombo, Lanna, Mingazzini, Mutarelli.
All.: Giuseppe Papadopulo

Arbitro: sig. Brighi di Cesena
Assistenti: Liberti, Viazzi
Quarto uomo: Ciampi

Marcatori: 6’ pt aut. Belleri (Bo), 45’ pt Kjaer (Pa), 18’ st Succi (Pa), 40’ st Di Vaio (Bo), 48’ st Cavani (Pa)


Note. Recupero: 1’ pt, 4’ st. Espulso: Volpi (Bo, 32’ st) Ammoniti: Mudingayi (Bo, 46’ st), Zenoni (Bo, 13’ st), Volpi (Bo, 18’ st), Balzaretti (Pa, 26’ st), Osvaldo (Bo, 35’ st), Kjaer (Pa, 43’ st)

www.bolognafc.it

lunes, 13 de abril de 2009

Hay vida

El Racing recupera su mejor versión



JUAN QUIJANO > FERROL

El Racing de las grandes ocasiones está de vuelta. Esa versión del equipo ferrolano fue la que resolvió de manera favorable, otra vez, el momento de apuro que tenía en contra y que prácticamente podía eliminarlo de la lucha por meterse en la fase de ascenso a la categoría de plata de haber perdido ayer ante la Ponferradina. Pero el cuadro verde volvió a demostrar que da lo mejor de sí mismo cuanto más difícil es la situación y consiguió un convincente triunfo que lo devuelve a la lucha por los lugares de privilegio. Ahora, en las cuatro jornadas que restan para el final de la liga regular, espera mantenerse en la velocidad de crucero que estrenó ayer para pelear por el retorno a la competición que dejó la pasada temporada de mala manera.

El Racing, aun sin acaparar la pelota, dominó la situación en los primeros compases del encuentro, con Manolo Péreza al frente de las operaciones y Lamatina en el papel de brazo ejecutor. Por eso, después de adelantarse en el marcador en su primer acercamiento sobre la meta rival, demostró encontrarse cómodo sobre el terreno de juego, donde ejerció una presión que, aunque dejaba tocar la pelota al rival, le impedía moverla en zonas en las que pudiese crear peligro. Al contrario, las veces que el equipo ferrolano se estiraba hacia la portería contraria lo hacía con el peligro que le faltaba a su oponente y, sobre todo, con las ideas muy claras de qué debía hacer.

Sin embargo, la aparición del cansancio a medida que pasaban los minutos -especialmente palpable en el bando racinguista- hizo que el partido se fuese igualando. De hecho, la Ponferradina seguía controlando la posesión de la pelota pero, además, ahora lo hacía en zonas más peligrosas para su rival, como cuando Jonathan Valle aparecía por la zona central. Por eso estuvo a punto de conseguir el empate si no llega a ser por el acierto en la portería de Reguero, justo cuando el equipo ferrolano peor lo estaba pasando. Pero también el encuentro pudo quedar sentenciado en el último minuto del primer período, aunque Ouejdide falló de manera increíble una acción que podía dejar la victoria racinguista más que encarrilada y, por eso, todo quedó por resolverse en el segundo acto.


Insistente > El mismo dominio que la Ponferradina había ejercido en el tramo final de la primera mitad fue el que se vio en los primeros compases de la segunda. Fueron, en realidad, unos minutos en los que el equipo berciano manejó la pelota prácticamente sin oposición, ante un rival que había apostado por introducir a Desenclos en vez de Cami en el centro del campo para controlar el juego entre líneas del equipo berciano. Sin embargo, una vez pasado el mal momento inicial, en cuanto el cuadro verde se adaptó a esta nueva manera de jugar, el partido volvió a estar bajo su control, no tan acusado como al principio del partido, pero sí más o menos cómodo.

Y todo porque el dominio visitante apenas vino acompañado de ocasiones para marcar, lo que hizo que el Racing viese pasar los minutos sin sufrir sobresaltos de importancia. Sólo en los últimos minutos, pero más por empuje que por otra cosa, el conjunto visitante se aproximó a los dominios locales con la intención de embotellar al Racing en su área y, en algún rechace, buscar el empate que lo acercase más a la clasificación para la fase de ascenso en el choque con el que empezaba la serie de tres enfrentamientos ante rivales directos. Sin embargo, lo que en realidad pasó fue que el equipo ferrolano, aprovechando los espacios que dejaba entonces su contrario, sacó máximo partido a uno de sus acercamientos sobre la meta visitante para anotar por mediación de Carlos cuando el partido estaba a punto de terminar. Era la confirmación de la vuelta a la lucha, a la pelea por estar entre los cuatro primeros al final de la temporada regular para luchar así por el retorno a la categoría de plata. Porque el Racing, cuando ofrece su mejor imagen, está capacitado para alcanzar los mayores logros.




RACING 2 PONFERRADINA 0


Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Llamas; Manolo Pérez, Cami (Desenclos, min. 46); Lamatina (Carlos, min. 54), Juan Martínez (Adjamossi, min. 77), Nano; y Ouejdide.

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), Desenclos, Adjamossi, Carlos y Mathlouthi.

Sociedad Deportiva Ponferradina: Alejandro; Aitor, Nacho (Povedano, min. 60), Jano, Pepe Alcaide; Jonathan, Dani Borreguero (Ernesto, min. 67); Teo, Rubén Vega, Jonathan Valle (Fran, min. 80); y De Paula.

Banquillo: Pagola (portero suplente), Bornes, Fran, Ernesto y Povedano.

Árbitro: Carlos Sánchez Laso (comité extremeño).

Asistentes: Juan Fernández González y José Morillo Cotano (comité extremeño).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: Juan Martínez (min. 34), Manolo Pérez (min. 40) y Nano (min. 64). Sociedad Deportiva Ponferradina: Aitor (min. 33), Jonathan (min. 37) y Nacho (min. 59).

Goles:

1-0 min. 6: Lamatina.

2-0 min. 87: Carlos.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.500 espectadores.

www.diariodeferrol.com

La vida sigue igual... de mal

Se jugaba en casa la trnquilidad y acabó en puestos de descenso tras la victoria en Turín del Torino sobre el Catania en los últimos minutos. Mucho han de cambiar las cosas para que el Bologna se mantenga un año más en la Serie A. La próxima jornada Palermo - Bologna en el Enzo Barbera.



BOLOGNA-SIENA 1-4

BOLOGNA (4-3-1-2)

Antonioli; Zenoni, Moras, Britos, Lanna; Mudingayi (28’ st Mingazzini), Volpi, Mutarelli (15’ st Amoroso); Bombardini (39’ pt Osvaldo); Marazzina, Di Vaio.
A disp.: Colombo, Terzi, Coelho, Adailton.
All.: Sinisa Mihajlovic

SIENA (4-3-1-2)

Curci (36’ pt Eleftheropoulos); Zuniga, Portanova, Brandao, Del Grosso; Vergassola, Codrea, Galloppa; Kharja; Maccarone (13’ st Frick), Calaiò (10’ st Ghezzal).
A disp.: Rossi, Ficagna, Jarolim, Amoruso.
All.: Marco Giampaolo

Arbitro: sig. Banti di Livorno
Assistenti: Foschetti, Tonolini
Quarto uomo: Pierpaoli

Marcatori: 6’ pt Calaiò (Si), 11’ pt Portanova (Si), 20’ pt Marazzina (Bo), 17’ st Ghezzal (Si)

Note. Recupero: 4’ pt, 0’ st. Ammoniti: nessuno. Prima del fischio d’inizio, l’arbiro Banti ha fatto osservare un minuto di raccoglimento in ricordo delle vittime del recente terremoto che ha colpito l’Abruzzo.

www.bolognafc.it

Quieren la Premier

Torres y el Liverpool se divierten con el Blackburn (4-0)

Los Reds dejaron visto para sentencia el partido con un espectacular primer tiempo, refrendado por un 'doblete' de Fernando Torres. Ya son cinco victorias en fila para los de Rafa Benítez en la Premier, manteniendo el pulso con el Manchester United por el liderato.















Por Juan Lirman.-

Liverpool-Blackburn (4-0):

El morbo de este partido era ver cómo reaccionaría el Liverpool tras el baile que le había dado el Chelsea por la Champions. Y los de Rafa Benítez no han tenido el menor problema para cambiar el chip, calzarse el 'Mono de Premier' que tan bien les sienta últimamente y pasar por encima de un Blackburn que parecía vencido de antemano. Normal viendo las noticias que llegaban desde su once.

Porque Sam Allardyce, que lucha para mantener a los Rovers en la élite, no podía contar con ninguno de sus tres puntas: Santa Cruz, Roberts y McCarthy. Y optó por la 'bizarrada' de meter a Samba, un central, como delantero centro. El pobre congoleño no olió la pelota en todo el primer tiempo.

Sí que lo hizo Fernando Torres, y necesitó realmente poco para demostrar por qué es el mejor punta de la Premier, hoy por hoy. A los cinco minutos, tras un largo pase de Carragher desde la cueva, 'The Kid' orientó la bola con el pecho y sacó una volea que se metió por toda la escuadra. Dificultad extrema en el gol, delicia absoluta para todo Anfield. El 0-1 tomaba forma.

Las noticias en el once red eran el regreso de Mascherano (¡cómo se le echó en falta ante el Chelsea!) y ver a Gerrard sentado en la banca, con problemas físicos. Por lo demás, Xabi Alonso y Dirk Kuyt fueron de lo mejor del Liverpool. Como casi siempre en partidos de Premier.

A los 16, el holandés habilitó a Mascherano, que entrando solo al área remató al cuerpo de Paul Robinson, y de no haber sido por el meta al Blackburn le habrían caído otros tres tantos antes del descanso. Le cayó sólo uno más, obra de Fernando Torres (2-0) con un espléndido cabezazo sacándole una cabeza a Samba en el salto (m.34).

El único remate del Blackburn a puerta -si se le puede llamar así-, fue un intento de Dunn desde fuera del área que llegó rodando, mansito, a las manos de Pepe Reina (m.39). Eso fue todo lo que tuvo que hacer el meta español... además de sacar de puerta, claro.

Y tampoco tuvo mucho que hacer Reina en el segundo tiempo, la verdad sea dicha. Allardyce hizo lo que pudo -no tenía mucho de donde rascar, la verdad-, metiendo a Doran en lugar de Mokoena, y luego al chileno 'Piña' Villanueva, que entró con ganas pero con un panorama desolador por delante. No había forma de meter mano al Liverpool hoy.

Y así fueron pasando los minutos, con la afición mirando a la banca a ver a quién metía Benítez (y a quién daba descanso para no arriesgarse a eventuales lesiones), y sin mucho más en lo que reparar, porque los Reds habían bajado ya el pistón.

Hubo una oportunidad de Mascherano, a los 81 minutos (paró Robinson lanzándose de cabeza hacia el remate del argentino), y a los 83 llegó el 3-0 definitivo con una 'perla' de Daniel Agger sacada de contexto.

No suele ser habitual que anote el danés (no lo había hecho en esta Premier), y mucho menos que un gol suyo sea así: trote de 20 metros con el balón en los pies, remate de zurda desde fuera del área y balón a la escuadra. Pero lo que parece una ilusión óptica fue realmente cierto. Así anotó Agger.

Luego llegó el momento estelar del chaval N'Gog, que había entrado poco antes del final y aún así tuvo tiempo de apuntarse su segundo golito del curso anotando el 4-0.

Un telón ideal para este partido sin historia, por culpa de un Blackburn deshecho antes de empezar siquiera a competir. Para destacar, los dos goles de Torres (ya suma 11 en esta Premier) y el 'milagro' ése de Agger sobre el final. A pensar en el próximo rival y en que pinche el Manchester United.

www.goal.com

miércoles, 8 de abril de 2009

lunes, 6 de abril de 2009

Cada vez más complicado

Tocado, pero no hundido



JUAN QUIJANO > GUIJUELO

Tocado, pero no hundido. Así se queda el Racing tras la derrota -segunda consecutiva- que ayer cosechó frente al Guijuelo. En realidad, fue otra oportunidad perdida para colarse entre las cuatro primeras posiciones, a las que regresaría si hubiese vencido a un rival que, sin urgencias clasificatorias, se aprovechó de los errores de un rival que sigue sin dar una mínima imagen de consistencia o solidez. Pero, igual que el equipo ferrolano, parece que nadie quiere asegurar su puesto en la lucha por ascender a la categoría de plata y la cuarta plaza sigue, sólo, a dos puntos de diferencia. Por eso, la semana que viene, enfrentarse a la Ponferradina es adentrarse ya en un camino sin retorno, del que el cuadro verde debe salir victorioso sino quiere que su temporada haya terminado, al menos virtualmente.

Se sabía que el partido iba a ser especial, por las dimensiones y la superficie del campo, por el estilo de juego del Guijuelo, por el hecho de que el equipo salmantino jugase sin demasiadas urgencias en la tabla clasificatoria... Sin embargo, la combinación de esos ingredientes fue lo que hizo que el Racing, de inicio, se hiciese con la manija del encuentro por la mayor implicación que mostró en los primeros minutos. También porque recuperaba la pelota con facilidad, porque controlaba el centro del campo y porque se mostraba más organizado que su rival. Por eso, fue coleccionando ataques sobre la portería rival, a la que llegaba con tanta facilidad como dificultades tenía para dar un último pase o definir con una mínima eficiacia. Por eso, en realidad el dominio racinguista no le complicada demasiado la vida a su contrincante.

La intensidad del juego racinguista fue bajando con el paso de los minutos y el Guijuelo lo aprovechó entonces para crear peligro con cada despiste de su rival. Y es que, de hecho, el partido era, y cada vez más, un continuo ir y venir sobre las dos porterías, con el equipo ferrolano teniendo más presencia sobre la portería contraria, pero también mostrando una enorme falta de puntería que hizo que, a pesar de lanzar trece veces sobre la portería contraria -algo que en ocasiones no alcanza ni un encuentro completo-, no sólo no fuese capaz de marcar, sino tampoco de crear demasiado peligro a un rival que se sentía cómodo.


Cambio > Siguió siendo de ida y vuelta el partido en los primeros compases de la segunda parte, pero esta vez el favorecido pasó a ser el Guijuelo, que en los primeros instantes de este segundo acto generó más peligro a lo que había hecho antes. Y es que el Racing cambió en este período su traje de grupo con empaque por el de conjunto dubitativo al que, además, las cosas le fueron cada vez peor.

Primero fue la lesión de Desenclos, que obligó a retocar una defensa -entró San Julián- que empezaba a pasar serios aprietos. Y luego, que este cambio no duró más que veinte minutos, porque el futbolista que había entrado en el terreno de juego también resultó lesionado y obligó a exprimir a futbolistas que no estaban para disputar los noventa minutos. Además, entre medias, el Racing, que con el paso de los minutos cada vez tenía peor pinta, se situó en desventaja en el marcador, cuando la ocasión menos clara de las que el Guijuelo había dispuesto en esta segunda parte se convirtió en el gol de Martins, que fue el que dejó tocado al equipo ferrolano.

Porque, si antes del gol el partido ya estaba loco, tras el tanto fue de auténtico manicomio. El Racing, sabedor de que esta derrota lo podía dejar atrás en su lucha por meterse entre los cuatro primeros puestos, lo seguía intetando -no le quedaba más remedio-, a cambio de dar más facilidades a un rival que en alguna de sus llegadas estuvo a punto de sentenciar. La situación se fue volviendo más difícil con el paso del tiempo. Primero, porque el Racing se quedó en inferioridad numérica cuando David Franch fue expulsado y, después, cuando la lesión de Nano, que jugó con visibles problemas físicos la parte final del choque, hizo que estuviese realmente diezmado sobre el terreno de juego. Por eso, aunque no dejó de intentarlo -con más corazón que cabeza-, y hasta al final se vio favorecido por la expulsión del local Sito, que restableció la teórica igualdad numérica sobre el terreno de juego, en realidad la derrota ya estaba cantada y acabó certificándose para dejar al Racing tocado, pero no hundido, en la lucha por clasificarse entre los cuatro primeros de la tabla.



GUIJUELO 1 RACING 0


Club Deportivo Guijuelo: Escalona; Sito, Ayala, Bayón, Martín, Txoperena (Santi, min. 63); Martins, Michael (Mangas, min. 27), Chuchi; Lozano (Chus Seco, min. 85); y Julien Hornuss.

Banquillo: Mangas, Chus Seco, Santi, Montero (portero suplente) y Del Prado.

Racing Club Ferrol: Reguero; Carlos, Desenclos (San Julián, min. 52 (Manolo Pérez, min. 73)), Óliver, Llamas; David Franch, Jorge Zafra; Lamatina (Corredoira, min. 63), Juan Martínez, Nano; y Mathlouthi.

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), Corredoira, San Julián, Manolo Pérez y Permuy.

Árbitro: Marco Antonio Santurio Martínez (comité asturiano).

Asistentes: Miguel Prendes Ardura y César Ramos Domínguez (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Club Deportivo Guijuelo: Michael (min. 15), Lozano (min. 32), Chuchi (min. 39), Martins (min. 57) y Sito (mins. 65 y 89). Racing Club Ferrol: David Franch (mins. 52 y 76) y Míchel Alonso -entrenador- (min. 60).

Tarjetas rojas: Club Deportivo Guijuelo: Sito (min. 89). Racing Club Ferrol: David Franch (min. 76).

Goles:

1-0 min. 68: Martins.

Campo: Municipal de Guijuelo.

Entrada: 1.500 espectadores.

www.diariodeferrol.com

Dos penaltis lo condenan

El Bologna vuelve a caer, en esta ocasion en el Stadio Olimpico de Roma y se sigue complicando su existencia. La próxima semana se jugará gran parte de su futuro contra el Siena en el Renato Dall´Ara.



ROMA-BOLOGNA 2-1

ROMA (4-2-3-1)
Doni; Motta, Mexes, Panucci, Tonetto (28’ st Tonetto); De Rossi, Pizarro; Brighi, Perrotta, Menez (1’ st Baptista); Totti (45’ st Montella).
A disp.: Artur, Loria, Diamoutene, Filipe.
All.: Luciano Spalletti

BOLOGNA (4-5-1)
Antonioli; Zenoni, Moras, Castellini, Lanna; Lavecchia (15’ st Marazzina), Mudingayi, Volpi, Mutarelli (33’ st Mingazzini), Bombardini (20’ st Adailton); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Belleri, Terzi, Rodriguez.
All.: Sinisa Mihajlovic

Arbitro: sig. Damato di Barletta
Assistenti: Bianchi, Vicinanza
Quarto uomo: Calvarese

Marcatori: 11’ pt Totti (Ro, rig), 26’ pt Marazzina (Bo), 13’ st Totti (Ro, rig)

Note. Recupero: 2’ pt, 3’ st. Ammoniti: Bombardini (Bo, 14’ st), Castellini (Bo, 12’ st), Mutarelli (Bo, 18’ st), Pizarro (Ro, 32’ st), Mexes (Bo, 47' st)

www.bolognafc.it

domingo, 5 de abril de 2009

Benayoun, in extremis, da el liderato al Liverpool (0-1)


Tras haberlo merecido durante todo el partido, porque había dominado claramente al Fulham, los Reds casi se quedan con el sinsabor de un empate que habría celebrado el Manchester United. Pero apareció Benayoun con el tiempo cumplido y los de Rafa Benítez se acostarán en lo más alto de la tabla. La Premier está que arde.
















Por Juan Lirman.-

Fulham-Liverpool (0-1):

Otra vez 'Salva-Youn'. El superhéoe israelí favorito del Liverpool ha acudido al rescate justo a tiempo, antes de que la casa Reds cogiera las llamas de la desesperación. Se les estaba atragantando el partido ante el Fulham pero Yossi Benayoun les sacó del atolladero para dar tres puntos que valen un liderato. Provisional, pero liderato al fin.

En este caso, al igual que ocurrió en aquel primer gran 'Benayounazo' de la temporada, cuando clavó el 0-1 ante el Real Madrid por la Champions, este gol del israelí no fue en modo alguno sorpresivo. El Liverpool se merecía el premio gordo y de no haberlo conseguido, los Reds se habrían quedado con la cara de tonto. Con la sensación de que les habían robado algo.

Porque los de Rafa Benítez buscaron el gol desde el minuto uno en Craven Cottage, con Fernando Torres y Steven Gerrard como estiletes, para variar. El español, que se deja la piel en cada acción con la elástica red, asistió al azzurro Dossena, a quien le rechazaron bajo palos lo que debió ser el 0-1. En el córner siguiente a esa acción, un cabezazo del ex Udinese rozó el larguero.

¿Y el Fulham? Pues nada que ver con el equipo que saltó al cuello dos semanas atrás al United. A los puntas Andrew Johnson y Bobby Zamora no les llegó un balón en condiciones, y del resto se encargaron Carragher y Skrtel, en su línea habitual de consostencia defensiva.

Pero lo mejor del Liverpool fue el ataque. Fue una Apisonadora Red. Gerrard habilitó a Torres y Mark Schwarzer evitó el gol. Luego, una volea de Xabi Alonso se fue directo al larguero con el meta ya vencido, y finalmente un disparo de Torres y un cabezazo de Dossena acabaron también escupidos por las maderas. ¡Milagro!


Era normal que después de semejantes ocasiones no aprovechadas el Liverpool bajase un poco el pistón. Lo extraño era que el Fulham no hiciese nada para aprovecharlo. Pero como el único acercamiento Red en el segundo tiempo fue un tenue cabezazo de Torres, Rafa Benítez buscó soluciones en la banca.

Metió primero a Ryan Babel, y el holandés dio nuevos bríos al ataque, aunque algo desordenado. Luego, Rafa quitó a un exhausto Kuyt (muy cansado por sus partidos con Holanda) para dar minutos a Benayoun, el predestinado para los momentos más emotivos.

Y así fue como el israelí buscó intensamente ese minuto, esa bola que pudiera ser decisiva. Tuvo una, y la falló. Luego le cayó otra, y el Fulham la salvó por los pelos. Y a la tercera fue la vencida.

Fue al minuto 92, con un pase de Babel que hizo rebotar el balón en Hangelaand antes de caer en la bota diestra de 'Salva-Youn'. El hebreo la metió con ganas y explotó la banca red, con una poco veces vista reacción de Rafa Benítez, que fue puro desahogo.

Gol, victoria y liderato. El Manchester United tendrá toda la presión encima el domingo cuando reciba al Aston Villa. Sólo el triunfo le devolverá la cima de la tabla en exclusividad.

www.goal.com

lunes, 30 de marzo de 2009

Ocasión perdida

El Racing demostró su impotencia



SANTI REY > FERROL

El Racing desperdició una buena oportunidad para colocarse en la cuarta posición, pero fue superado con justicia por una Real Sociedad B que llegó sabiendo muy bien lo que tenía que hacer para poner en aprietos al equipo local.

En la primera parte, el cuadro departamental no estuvo cómodo en ningún momento sobre el terreno de juego, ya que la formación donostiarra tenía el control del centro del campo. Nadie en el cuadro verde tomaba la responsabilidad de dirigir el juego y sólo cuando cogía el esférico Lamatina se creaba algo de peligro.

A los nueve minutos, un despiste defensivo del Racing en un saque de esquina permitió a Cadamuro rematar solo de cabeza un balón que rechazó Reguero y Esnaola marcó, pero el colegiado anuló el tanto por posición antireglamentaria.

El conjunto ferrolano no era capaz de hilvanar jugadas, ya que el esférico no pasaba por el centro del campo y sólo atacaba con balones largos, que daban ventaja a los defensores visitantes.

A los 29 minutos, un robo de balón de la Real B permitió a Viguera coger el esférico, marcharse de sus rivales y batir por bajo a Reguero. El mazazo no quedaba allí, ya que sólo tres minutos más tarde, Viguera cogió el balón fuera del área y su disparo se alojó en el fondo de la red.

El cuadro ferrolano se volvió a meter en el partido, a los 34 minutos, cuando Lamatina aprovechó un despeje del cancerbero para recortar la desventaja.

Sin embargo, la formación vasca era la que se encontraba más cómoda en el terreno de juego y el Racing pedía a gritos que llegase el descanso para intentar aclarar las ideas en los vestuarios.

En la reanudación, el equipo ferrolano parecía que saltaba al césped con otra actitud, embotellando a su adversario en su parcela. Además, el juvenil Juan Martínez anotó un gran tanto, que permitía a los aficionados soñar con la remontada. Pero sólo fue un espejismo, ya que poco a poco el cuadro ferrolano se fue diluyendo y dejando mucho espacios entre líneas, que fueron aprovechados por su contrincante.

La Real Sociedad B seguía teniendo posesiones más largas, ya que la presión departamental era muy débil y sin consistencia. Sólo algunos destellos de Lamatina cada vez que cogía el balón ponían en algo de aprietos al cancerbero visitante, como en un remate en el minuto 55 que Iturrioz envió a saque de esquina.

El dominio del Racing era más con el corazón que con la cabeza y, aunque disponía de varios corners para buscar ponerse por delante, apenas inquietaba a los jugadores vascos. Por contra, el cuadro verde se encontró con otro mazazo. Corría el minuto 66 cuando el esférico llegó a los pies de Ros al borde del área, sin que nadie se preocupase de taparlo. Tuvo tiempo para colocar el balón y mandarlo lejos del alcance de Reguero para subir el tercer tanto a su casillero. Míchel modificó el centro del campo dando entrada a Cami y Manolo Pérez en lugar de David Franch y Juan Martínez, pero no se mejoró mucho.

La Real B nunca rifaba el esférico y en todo momento trataba de sacar el balón jugado desde atrás. Además, la ansiedad que tenían los futbolistas del Racing para buscar la igualada, les hacía perder el sitio en el campo y dejar muchos espacios para la velocidad de sus contrincantes.

Jorge Zafra tuvo el empate en sus botas al marcharse del meta donostiarra, pero su remate fue desviado por Esnaola cuando ya se cantaba el tanto en la grada. Fue la última clara oportunidad del conjunto departamental.

Lamatina tuvo que dejar el terreno de juego por unas molestias, con lo que el Racing perdía a su hombre más resolutivo.

La sentencia llegó muy cerca del final. Jonathan intentó proteger un balón para que saliese por la banda, pero Sio se lo arrebató, entró en el área y se lo cedió a Gabilondo para que sólo tuviera que empujarlo al fondo de la red.

Esa acción provocó una estampida masiva de los seguidortes racinguistas, que no quisieron ver los últimos minutos de la confrontación, en la que casi nada se perdieron, más que la impotencia de un equipo que nunca supo a lo que jugó y que fue claramente doblegado por un rival que hizo muy bien sus deberes.

Ahora, el cuadro verde ya no tiene más margen de error en los próximos partidos, a pesar de que los resultados de la jornada le fueron bastante propicios.















RACING 2 REAL B 4


Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Llamas; David Franch (Cami, min. 68); Lamatina, Juan Martínez (Manolo Pérez, min. 68), Jorge Zafra, Carlos; y Ouejdide.

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), Cami, Desenclos, Corredoira y Manolo Pérez.

Real Sociedad B: Iturrioz, Pérez, Kintana, Esnaola, Sarasola; Cadamuro (Pardo, min. 69), Ros, Illaramendi, Ozkoiidi (Sio, min. 65), Zurutuza y Viguera (Gabilondo, min. 80).

Banquillo: Zelaia (portero suplente), Pardo, Sio, Gabilondo y Oskitz.

Árbitro: Pablo Nanclares Centeno (comité asturiano).

Asistentes: Prendes Arduca y López Abelleira (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: Llamas (min. 14), Ouejdide (min. 49), Pedro Correia(min. 53), Jonathan (mins. 62 y 87). Real Sociedad B: Viguera (min. 56), Sarasola (min. 79).

Tarjetas rojas: Racing Club Ferrol: Jonathan (min. 87).

Goles: 0-1 min. 29: Viguera; 0-2 min. 32: Viguera; 1-2 min. 34: Lamatina; 2-2 min. 47: Juan Martínez; 2-3 min. 66: Ros; 2-4 min. 86: Gabilondo.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.500 espectadores.

www.diariodeferrol.com

jueves, 26 de marzo de 2009

Algo es algo

Un punto, fruto de la unión












JUAN QUIJANO > SESTAO

Aunque el empate que el Racing cosechó ante el Sestao River le suponga salir de las cuatro primeras posiciones, las que clasifican para la fase de ascenso a la categoría de plata, en realidad el punto no le sabe del todo mal. De hecho, no le sabe nada mal, porque el equipo ferrolano rescató una igualada de un partido que se jugó de la manera que menos le gusta, en un terreno de juego nada favorable y ante un rival necesitado por su situación en la tabla. Por eso, pese a ponerse por delante en el marcador, el cuadro verde sufrió los avatares de un choque en el que el físico fue lo que más primó, pero en el que también demostró ser un grupo unido por conseguir el acceso a la promoción y comprometido por su objetivo.

Daba la sensación, visto el inicio del partido, de que el de ayer iba a ser uno de esos que tan mal se le han dado al Racing esta temporada. Es decir, jugado de manera directa, basado en el aspecto físico y un gran requerimiento de concentración y atención a los rechaces y segundas jugadas. Sin embargo, el equipo ferrolano consiguió que el choque fuese un poco más cómodo en sólo tres minutos. Fue a través de una acción en la que, además, tuvo esa pizca de suerte que le ha faltado muchas veces y que hizo que, en esta ocasión, el disparo lejano de Carlos, en la primera llegada del cuadro verde con la pelota controlada sobre la meta rival, fuese desviado por un defensa para convertirse en el tanto que le daba ventaja.

Aunque el gol racinguista apaciguó por unos instantes el arranque del Sestao River, en realidad el empuje del equipo vizcaíno regresó a los pocos minutos. A su manera, es decir, sobre todo a base de golpes francos y balones directos, las tornas empezaron a decantarse poco a poco a favor del cuadro vasco que, sin embargo, sólo tenía ganas, pero no la claridad necesaria para traducir en gol sus acercamientos sobre la portería contraria. Por eso, el tiempo iba pasando y el Racing mantenía con relativa holgura su ventaja... hasta que, la única vez que el Sestao River apostó por jugar de manera combinada, se topó con el despiste racinguista, lo que le costó encajar el tanto que lo dejaba sin los tres puntos unos minutos antes de alcanzar el intermedio del enfrentamiento.


Cambios > El empate no cambió ni un ápice el guión del partido en la segunda parte, aunque pareciese en los primeros instantes del segundo acto que el Racing quisiese jugar cerca de la portería contraria, aunque sin ser capaz de acercarse con peligro a los dominios defendidos por el ex racinguista Álvaro Iglesias. Además, los cambios que se vio obligado a realizar el entrenador racinguista, Míchel Alonso, modificaron algo su puesta en escena, aunque no sus intenciones. Así, el central San Julián tuvo que dejar su lugar para provocar un cambio de fichas, en el que Desenclos pasó al centro de la defensa y Jorge Zafra a ocupar la posición de medio centro defensivo. Todo con el objetivo de seguir siendo un conjunto sólido que, si no era capaz de ganar, por lo menos que no perdiese el partido.

A medida que fueron pasando los minutos, quizás porque fuese al que menos le conviniese el empate, o por el hecho de jugar en casa, el Sestao River arriesgó más en los últimos minutos del enfrentamimento en busca del gol. Fue con las armas que demostró durante todo el partido, es decir, con balones directos, tratando de sacar partido de los remates o las segundas jugadas que eso podría ocasionar. Sin embargo, esta vez el Racing sí mantuvo el tipo y hasta consiguió que su rival casi no llegase con peligro a sus dominios. Al contrario, mantuvo su portería prácticamente indemne al arreón final de un Sestao River que luchó en busca de una victoria que, sin embargo, el Racing no le quiso conceder. Por eso, a pesar de saldar el encuentro con un empate ante un rival peor clasificado en la tabla, el punto acabó no sabiéndole del todo mal, a la espera de refrendar lo atisbado en jornadas anteriores a poco que las condiciones sean mejores.




SESTAO 1 RACING 1


Sestao River Club: Álvaro Iglesias; Txejo, Elorriaga, Bergara, Basagoiti; Txomin, Gorka Soria, Izurza; Yartu (Jokin, min. 66), Etxabe y Txiki.

Banquillo: Oier (portero suplente), Larreategi, Lekue, Muniozguren y Jokin.

Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Jonathan, San Julián (Juan Martínez, min. 60), Óliver; Desenclos; Lamatina (Marcos Álvarez, min. 82), Cami (Corredoira, min. 73), Jorge Zafra, Carlos; y Ouejdide.

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), Corredoira, Marcos Álvarez, Manolo Pérez y Juan Martínez.

Árbitro: Pablo Julián Espiñeira Pello (comité asturiano).

Asistentes: Javier Díaz Méndez y José Aurelio Granda García (comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Sestao River Club: Txejo (min. 19), Elorriaga (min. 26), Yartu (min. 35), Bergara (min. 46), Etxabe (min. 92) y Gorka Soria (min. 94). Racing Club Ferrol: San Julián (min. 23), Carlos (min. 55), Desenclos (min. 75), Jonathan (min. 79), Jorge Zafra (min. 84) y Ouejdide (min. 91).

Goles:

0-1 min. 3: Carlos.

1-1 min. 37: Izurza.

Campo: Las Llanas.

Entrada: 2.000 espectadores.


www.diariodeferrol.com

lunes, 23 de marzo de 2009

Muy cerca del United

Liverpool se burló del Villa y acecha al United (5-0)

El equipo Red cosechó una nueva goleada y se ubicó apenas un punto por debajo del Manchester United, que todavía debe jugar su partido postergado ante el Pompey. Steven Gerrard se lució con un triplete y los dirigidos por Rafa Benítez confirmaron su mejor forma de la temporada: Anotaron 13 goles ante rivales como Real Madrid, Manchester United y Aston Villa. Imparables.











Por Joaquín Cavanna.-

Liverpool-Aston Villa (5-0)

Se podrá recomendarle al Manchester United que no permita escapar puntos en el duelo pendiente que tiene con el Portsmouth. Es que el tren que le persigue está cada vez más cerca y cualquier nuevo error permitirá ser atropellado.

El Liverpool ofreció un nuevo espectáculo futbolístico. Otra vez se enfrentó a un rival de primer nivel y otra vez lo bailó, le goleó e hizo delirar a toda su afición. El equipo Red atraviesa su mejor momento de la temporada, así humilló en su casa al Aston Villa y ya se ubicó apenas un punto por debajo del United.

De hecho, el conjunto dirigido por Rafa Benítez sentenció el duelo en los primeros 45 minutos, mientras que en el complemento ya se dedicó a pensar en el descanso de las Eliminatorias.

El primer gol apareció en un abrir y cerrar de ojos. Recién se habían cumplido siete minutos de juego y los anfitriones alcanzaban el primer gol. Steven Gerrard lanzó un preciso tiro de falta al área desde la izquierda. Allí apareció la cabeza de Xabi Alonso, quien estrelló el balón en el travesaño y permitió que Kuyt aprovechara el rebote y decretara el 1-0.

Más tarde se vivió un deja vu de la victoria ante el United. Pepe Reina ejecutó un milimétrico saque de puerta. El disparo sel portero se convirtió en un pase de gol a Albert Riera quien ejecutó una volea violenta y convirtió un tanto similar al de Dossena en Old Trafford.

De tal modo, cuando faltaban seis minutos para el descanso se cumplió la sentencia del duelo. Reo-Cocker derribó a Riera dentro de su propia área y Steven Gerrard apeló a su habitual relajación para poder anotar el 3-0.

Sin embargo, muchos ilusos pensaron que el Liverpool bajaría la presión en los últimos 45 minutos...pero la maquinaria continuó encendida. Así, en la primera jugada de peligro se llegó al cuarto tanto para los Reds, un número que ya suena demasiado conocido para Rafa y Co.

Steven Gerrard recibió un pequeño toque de Xabi Alonso en un tiro de falta y acomodó el balón en un rincón de la portería de Friedel. El centrocampista inglés expuso su calidad en cada intervención en el juego.

Así, el Aston Villa salió a buscar desesperadamente el gol del consuelo y el Liverpool encontró los espacios necesarios para lastimar de contra. Así, Fernando Torres se encaminó hacia un nuevo tanto y fue derribado por el portero rival, justo cuando intentó regatearle. Friedel recibió la tarjeta roja y Gerrard anotaría luego su triplete de oro.

El Liverpool ya se ubicó a un punto del Manchester United. Los de Benitez encontraron la excelencia del fútbol e intentarán extenderla hasta el final de la temporada. ¿Podrán quedarse con el 'utópico' título de la Premier?

www.goal.com

Futuro muy negro

Mal, muy mal se le ponen las cosas a un Bologna que vuelve a perder en casa, y que pese a estar un puesto y dos puntos por encima del descenso se complica la vida de una forma, que muy probablemente se jugará el descenso con Lecce y Torino, sólo uno saldrá victorioso y seguirá en Serie A.



BOLOGNA-CAGLIARI 0-1

BOLOGNA (4-3-2-1)
Antonioli; Belleri, Moras, Castellini, Lanna; Volpi, Mingazzini, Mutarelli (27’ st Amoroso); Valiani (14’ st Adailton), Osvaldo (22’ st Marazzina); Di Vaio.
A disp.: Colombo, Marchini, Casarini, Bombardini.
All.: Sinisa Mihajlovic

CAGLIARI (4-3-1-2)

Marchetti; Matheu, Lopez (29’ pt Astori), Canini, Agostini; Fini, Conti, Biondini (18’ st Matri); Lazzari; Jeda, Acquafresca (27’ st Parola).
A disp.: Lupatelli, Bianco, Mancosu, Sivakov.
All.: Massimiliano Allegri

Arbitro: sig. Gava di Conegliano
Assistenti: Liberti, Fittante
Quarto uomo: Baracani

Marcatore: 45’ pt Acquafresca (Ca)

Note. Recupero: 3’ pt, 4’ st. Ammoniti: Biondini (Ca, 15’ pt), Mutarelli (Bo, 18’ pt), Matheu (Ca, 30’ pt), Di Vaio (Bo, 39’ pt), Adailton (Bo, 20’ st), Lazzari (Ca, 45’ st) Prima del fischio d’inizio, l’arbiro Gava ha fatto osservare un minuto di raccoglimento in ricordo della mamma del Presidente del Cagliari Cellino, scomparsa in settimana.

www.bolognafc.it

domingo, 22 de marzo de 2009

El Racing en puestos de play-off

El Racing lo empieza a ver más claro




JUAN QUIJANO > FERROL

3 - 0 RACING LEMONA

Racing Club Ferrol: Reguero; Pedro Correia, Jonathan, Óliver, Llamas; David Franch; Lamatina (Cami, min. 71), Corredoira (Juan Martínez, min. 46), Manolo Pérez, Carlos; y Ouejdide (Mathlouhi, min. 84).

Banquillo: Sergio Álvarez (portero suplente), Cami, San Julián, Mathlouthi y Juan Martínez.

Sociedad Deportiva Lemona: Aitor Alcalde; Gago, Fran, Valín (Ormaetxea, min. 63), Alain González; Guereñu; Ian Uranga (Pereda, min. 69), Butrón, Gusi (Borja, min. 71), Imanol; y Aimar Cid.

Banquillo: Pereda, Etxebarrieta (portero suplente), Borja, Huegun y Ormaetxea.

Árbitro: Víctor Manuel González González (comité castellano-leonés).

Asistentes: Alfredo Ramos Díez y Jorge Ateca Yáñez (comité castellano-leonés).

Tarjetas amarillas: Racing Club Ferrol: David Franch (mins. 33 y 68), Llamas (min. 48), Ouejdide (min. 50), Manolo Pérez (min. 58), Lamatina (min. 64) y Mathlouthi (min. 89). Sociedad Deportiva Lemona: Javier González Etxebarria -entrenador- (min. 41).

Tarjetas rojas: Racing Club Ferrol: David Franch (min. 68).

Goles:

1-0 min. 46: Lamatina.

2-0 min. 51: Lamatina.

3-0 min. 65: Ouejdide.

Campo: A Malata.

Entrada: 2.000 espectadores.

Incidencias: En los prolegómenos del partido se rindió homenaje al equipo alevín “A” del Racing, que recientemente se proclamó campeón del grupo 1 de la competición liguera. El Racing lo empieza a ver todo más claro. Son las cosas del fútbol, que hacen que el equipo ferrolano estuviese casi defenestrado la semana pasada y ahora se vea ya en las cuatro primeras plazas cuando quedan ocho jornadas para el final de la fase regular. Ayer fue otro rival directo, el Lemona, la víctima de la mejoría racinguista, que demostró ser un grupo que va a más y que dispone de futbolistas determinantes, que son capaces de decantar un encuentro a su favor. Ahora, después de llegar al lugar deseado, al Racing le falta lo más difícil, consolidarse en las plazas deseadas para luchar por el retorno a la categoría de plata.

La posibilidad de colarse entre las cuatro primeras posiciones hizo que el Racing saltase al terreno de juego con bastante ímpetu, pero también con poca precisión en sus acciones. Por eso, su pretensión de mover la pelota con velocidad para descolocar al rival sólo se llevó a cabo con cuentagotas, y casi nunca en zonas excesivamente peligrosas. Por eso, su rival no tenía demasiados problemas para superar el arreón inicial racinguista. Eso sí, el Lemona demostraba no tener prisa, ni tampoco ganas para estirarse demasiado hacia los dominios del equipo contrario.















Con el paso de los minutos, el partido se fue abriendo, pero eso no terminó de favorecer al Racing. Al contrario, hizo que el Lemona, que poco a poco empezó a robar la pelota en posiciones más adelantadas, se acercase con más peligro a los dominios del rival. Por eso, el tramo final del primer período fue bastante loco, con ocasiones para los dos cuadros y un Racing que, a pesar de demostrar ser superior a su rival, también se dio cuenta de que, si no actuaba con la necesaria concentración -la que le faltó en algunos momentos-, podía verse sorprendido por su contrario en la segunda parte del choque.


Vendaval > No pudo ser mejor el arranque de la segunda parte del Racing si lo que quería era ahorrarse posibles problemas de última hora. Cierto que a ello colaboró, y mucho, un Lemona que entró en el terreno de juego absolutamente dormido. Así, en menos de un minuto, el equipo ferrolano ya se había adelantado en el marcador en la primera aparición de Lamatina -pudo haberlo hecho a los quince segundos de este período si Ouejdide hubiese aprovechado un despiste monumental de la defensa rival- y, poco después, el futbolista francés redondeó su tarde logrando su segundo tanto, el que dejaba el partido casi sentenciado y, de paso, permitía que el cuadro verde se anotase el “average”.

El encuentro había quedado resuelto en poco más de cinco minutos y, por eso, y también porque el rival había dimitido de la lucha, el Racing empezó a jugar con mucha más tranquilidad. Así, en defensa no pasaba los apuros que sí sufrió en la parte final del primer período, mientras que en ataque le bastaba con sacar partido de los fallos de su rival para plantarse en posiciones ventajosas sobre la portería rival, una combinación que volvió a darse mediada la segunda mitad para que el cuadro verde marcase su tercer tanto, el que redondeaba su victoria con una goleada.

Con esta diferencia en el marcador, el partido daba la sensación de que ya estaba completamente “roto” y eso fue lo que minimizó la importancia de la expulsión sufrida por David Franch a algo más de veinte minutos para la conclusión del partido. Porque ni esta superioridad numérica le dio fuerzas al Lemona para generar peligro al Racing ni el equipo ferrolano tuvo problemas para seguir controlando la situación. Lo único que importaba entonces era que el tiempo fuese pasando para que el cuadro verde disfrutase de que, a las treinta jornadas, y aunque fuese de manera momentánea, ya estaba metido virtualmente entre los cuatro primeros de la liga para luchar por el ascenso de categoría.

www.diariodeferrol.com