domingo, 16 de marzo de 2008

Mal arbitraje, y un punto

Racing 2- Sporting 2

El Racing suma un punto frente al Sporting en un partido vibrante

Jesús Olmo y Jonathan Pereira, que ya suma once tantos, marcaron los goles de los racinguistas

Los ferrolanos acabaron el encuentro con nueve jugadores por la expulsión de Roberto Souza y Manuel





Gallegos y asturianos primos hermanos. Así se vivió ayer en el estadio de A Malata en donde hubo confraternidad entre las aficiones en las gradas, se pudo disfrutar de un partido vibrante, vistoso, con cuatro goles, con alternativas en el marcador y en el que el resultado final de empate a dos goles entre el Racing y el Sporting fue justo. Lo peor fue el arbitraje del andaluz Juan José Gallego Moreno, que no acompañó en nada al espectáculo que se vio en el terreno de juego. Se cargó el partido en la recta final del encuentro cuando injustamente expulsó a dos jugadores del Racing para tratar de apoyar al «grande». Una pena.

Al encuentro le faltó algo de calidad pero fue vibrante, jugado con más corazón que cabeza por parte de los dos equipos, que además tenían una forma parecida de jugar, con balones largos arriba y aperturas por las bandas.

Juan Veiga, a pesar de que durante la semana insistió en que no habría muchas novedades, volvió a sacarse de la chistera otro carrusel de cambios, típicos de ellos en otras etapas que ya parecían superadas.

José Carlos Ceballos, que había pedido permiso para ir a Barcelona por la muerte de su suegro, no pudo regresar a tiempo. Finalmente, el técnico volvió a decidirse por Olmo en el lateral derecho pese que el catalán fracasó en esta posición en Soria la pasada semana. No fue la única sorpresa, Iván Romero también se quedó en el banquillo y quien jugó fue Zanev, mientras que en el centro del campo el sacrificado para dar entrada al brasileño Roberto Souza fue Chema Mato, de quien no hace mucho se decía que era un jugador imprescindible en el centro del campo. Arriba media sorpresa, ya que parece que el francés Rudy Carlier acabó por robarle la cartera al uruguayo Cacique Medina.

No fueron las únicas sorpresas, Jonathan Martín y Lamatina, que parecían defenestrados, incluso volvieron a disfrutar de minutos en la recta final del encuentro.

Al margen de todo este tipo de consideraciones, lo cierto es que el Racing dio la talla y de sobras frente a un equipo que pelea por subir a Primera.

Los asturianos cargaron el juego por la banda de Olmo, que lo volvió a pasar mal en la posición de lateral. Kike Mateo, por quien pasa todo el juego de ataque de los asturianos, se fue de Olmo, Manuel no lo pudo parar y su centro lo remató Bilic al fondo de la red en el primer palo. Se habían jugado cinco minutos y el Sporting ya ganaba por 0-1. El partido olía a goleada.

No fue así, el Racing se fue gustando y el Sporting se durmió. En dos zarpazos el Racing le dio la vuelta al tanteo en el marcador.

Jugadón de Olmo

Olmo, que sufría atrás, se marcó una jugada excepcional en ataque y aprovechó un pase de Roberto Souza para establecer el empate. Jonathan Pereira, que no se le vio mucho y que echaba la mano a los riñones por sus dolores de espalda, logró el 2-1 prácticamente en el primer balón bueno que le llegó arriba.
Con este tanteo se fue al descanso. A los ferrolanos le bastaba con aguantar los quince primeros minutos de la segunda parte y dejar que los nervios hicieran mella en los asturianos. No fue posible. El Sporting salió a muerte en la segunda parte y el tanto del empate llegó en apenas cinco minutos. Una vez más Kike Mateo disparó a portería aunque el balón lo toca antes de entrar Diego Castro, quien estaba en fuera de juego. El árbitro dio validez al tanto.











En esta segunda parte el Sporting dominó el balón y el juego, aunque no llegó arriba con gran claridad. El Racing intentó algo al contraataque y a balón parado. Sin embargo, el partido cambió cuando a los 69 minutos el árbitro expulsa a Roberto Souza con una segunda amarilla y deja a los ferrolanos con 10 jugadores.

A partir ahí el partido se aceleró, se volvió loco. Manolo Preciado saca a Barral, quien se resiente de una lesión y tiene que volver al banquillo. Veiga, que en el descanso había metido a Chema Mato por Cami, da entrada a Jonathan Martín para jugar con tres centrales (5-3-1) y defender el punto.

En la recta final del partido y tras una dura entrada a Queco, Manuel le reclama al árbitro un codazo de un jugador rival. El árbitro le enseña la amarilla es la segunda y tiene que irse a los vestuarios. El Racing juega ese minuto y los cinco que añadió el colegiado con dos jugadores menos pero el marcador ya no se movió.

www.lavozdegalicia.com

1 comentario:

Webcam dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Webcam, I hope you enjoy. The address is http://webcam-brasil.blogspot.com. A hug.